Leonel gobierna para él y sus amigos

Por Iván Silva

Quiere revivir el año 2004, con la consigna del E pa’ fuera que van, 18 años después, Leonel Fernández, pues entiende que él sí sabe gobernar. Tan bien lo hizo que dejó tejida las marañas sociales, fiscales, económicas, democráticas, políticas y culturales, a fin de dejar al estado sin ningún o pocos medios para su funcionamiento confiable, efectivo y eficiente.  Sus reformas hablan por sí solas; la capitalización de las empresas públicas, la privatización de los aeropuertos, la reforma para el gas natural creó un monopolio, la reforma a las telecomunicaciones, también generó el monopolio de Claro, pero todo lo hizo inspirado en el “pagar para no matar” del programa de Empleo Mínimos Eventual, el famoso PEME.

Debería explicar la maraña fiscal, creada con las enmiendas a la ley hidrocarburos y combustibles fósiles, con los cuales fomentó los oligopolios empedrados que impiden hoy el abordaje y el uso democrático de esa ley, para que ese mercado responda a las necesidades reales de la oferta y la demanda, en lugar de como funciona hoy, en favor de empresas que, al mismo tiempo, son importadoras, almacenadoras, distribuidoras y detallistas de carburantes, en una franca e impune competencia desleal. Donde muchas de estas empresas favorecidas con estas anomalías, están relacionadas con personas ligadas directamente con él y sus allegados.

Esperamos que un día antes de las elecciones del 2024, tenga la honestidad política de decirle al país, los bienes y valores que construyó en el sistema de Justicia, por los cuales hoy la corrupción de los casos Odebrecht, los Tucanos, los tres brazos, al igual que los casos de narcotráfico Figueroa Agosto y de Arturo del Tiempo, en el país no ha sido juzgado un narcotraficante, sino las personas de la periferia, Pues en el caso de la Torre Atiermar, a pesar de que él autorizó un préstamo para este delincuente, por $18 Millones de dólares, sin ninguna garantía, ni avales financieros, a nadie se le investigo en este país, no obstante, la condena en España por narcotráfico desde la República Dominicana.

Queda claro que sabe gobernar Leonel Fernández, si la red que tejiera en la privatización de los aeropuertos les dejó el regalo a los dueños de aeropuertos de $17.50 dólares, por pasajero, que sale o entra al país, un cargo en los pasajes que para nada benefician al estado, ni a la sociedad, ni a los ciudadanos. Los mismos lastres encontramos con la Corporación Dominicana de Electricidad, otrora una sola empresa, ahora dividida en más de ocho empresas, pasando de un consejo de administración a más de ocho consejos, donde la energía generada por las presas, con construidas con nuestros impuestos, se les venda a los Generadores privados, para que ellos se la vendan a la Distribuidora de Electricidad, siendo entonces los intermediarios, entre dos instituciones públicas. Es la impronta de un gobernante que deja sin amparos a millones de afiliados y sus dependientes sin ninguna posibilidad de defensa, frente a la gula, la avaricia y codicia de los usureros financieros que tienen el control político de la Ley de Seguridad Social. Así gobernó, de bien, Leonel. –

Por Iván Silva

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar