Leonel Fernández: Un general con tropas en campo de batalla

Por Abraham Montero viernes 19 de julio, 2019

El expresidente de la República y presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, acaba de demostrar una vez más que es un general que tiene tropas, con la multitudinaria concentración que encabezó el pasado miércoles al Congreso Nacional para exigir el respeto a la Constitución.

En la ocasión el exmandatario fue claro en señalar a los presentes que su oposición a los intentos de una posible reforma constitucional no es una lucha de poder dentro del PLD, ni que se trata de una rivalidad de liderazgos o que se busca una candidatura para las elecciones del 2020, sino una batalla por los valores y principios por la democracia en la sociedad dominicana.

Pero es innegable que la crisis interna que sacude al PLD lleva a ese partido al camino de la división inminente debido a las heridas que han dejado los enfrentamientos y cuestionamientos entre seguidores del presidente Danilo Medina y Leonel Fernández. Las heridas físicas curan dentro de un tiempo, pero las heridas verbales son difíciles de sanar porque arrastran lo sentimental y lo moral.

La posición firme y decidida que mantiene el expresidente Fernández y sus seguidores, y a la que se han sumado partidos opositores, empresarios, comerciantes, representantes de la sociedad civil y otros sectores, como las iglesias, podría abortar definitivamente los planes reeleccionistas.

Aunque ahora los danilistas ni tontos ni perezosos, realizan contactos con algunos sectores de la sociedad en busca de apoyo para incluir en el proyecto de reforma constitucional no solo la eliminación del transitorio vigésimo del artículo 124, que prohíbe la reelección y el nunca más, sino unificar las elecciones presidenciales, congresuales y municipales, entre otros temas.

Al parecer la cosa se les ha puesto color de hormiga a los promotores e ideólogos de la pretendida reforma, y muestra de ello es que la encuesta dada a conocer por la firma peruana ABC Marketing el 81 por ciento de la población rechaza una reforma constitucional para habilitar la reelección del presidente Medina, aunque sabemos que esos sondeos son la percepción del momento.

Desde hace unas cinco semanas en el Congreso se viene jugando al famoso cuento de “el Lobo y Caperucita Roja” con los rumores y amagos de que el proyecto de reforma a la Constitución, el cual nadie lo conoce, sería introducido por el Senado, ya que en esa cámara sería aprobado sin mayores inconvenientes debido a la mayoría aplastante que tiene el presidente Medina allí. Pero en la Cámara de Diputados y en la Asamblea Nacional otra sería la situación porque para pasar la reforma el danilismo necesita 148 votos y no los tiene.

El Congreso Nacional cuenta con una matrícula de 222 legisladores, 32 senadores y 190 diputados. Pero en la Cámara de Diputados la situación se hace muy difícil para pasar el proyecto en caso que se lleve al Congreso, aunque se compren voluntades, debido a que más de 100 legisladores rechazan los intentos de reforma constitucional.

Pero esta crisis que sacude al PLD no solo se ha llevado de paro la tranquilidad, la paz y el sosiego de la sociedad dominicana, sino que está provocando una desaceleración de la economía y ha debilitado el sistema democrático, ya que es el partido mayoritario de la nación, está en el gobierno y mueve todos los ejes.

La Carta Sustantiva o Ley de Leyes es el acta de nacimiento de una nación, por la que debe regirse una sociedad y mal podría ser modificada por conveniencia o intereses personales o de un grupo en particular.

El país está en vilo y tanto Danilo Medina como Leonel Fernández están obligados a llegar a un entendimiento lo más pronto posible porque el tiempo se les acaba. El PLD y el PRM, partidos que van a primarias el 6 de octubre próximo tienen hasta el 22 de agosto para llevar a la Junta Central Electoral (JCE) el listado con los nombres de sus candidatos a cargos electivos para las elecciones del 2020.

Esa crisis política mantiene al PLD en el limbo sin que sus organismos funcionen, aunque sí todos sabemos que desde el 2015 el expresidente Fernández viene recibiendo desconsideración, atropellos, ataques frontales, sutiles y despiadados de adversarios dentro de su partido y de algunos sectores de la oposición que lo creían “un muerto político”, pero la demostración de fuerza en el Congreso lo ha “resucitado”.  Hay un refrán que reza: “Siembra gratitud y recogerás desengaños”.

Anuncios

Comenta