Leonel Fernández & Danilo Medina: Un antes y un después en la política dominicana

Por José Manuel Castillo Betances Viernes 10 de Marzo, 2017

Cuando se escriba la historia nuestro pueblo conocerá un antes y un después de Leonel Fernández & Danilo Medina, en el contexto nacional e internacional.

Al Ex presidente Fernández le correspondió iniciar el proceso que ha colocado el país en el tránsito de una verdadera democracia, y ser garante de la estabilidad económica, con un histórico record de más de un 7.8%, en aquel entonces el 2do. más alto en el mundo, solo comparado con Finlandia, el mejoramiento de los indicadores sociales, la generación de empleos, ascenso del ingreso y una valiente inserción de la República en el ámbito internacional, consolidando sus relaciones internacionales y asumiendo lo que nunca exhibíamos y que he llamado: Dignidad Diplomática.

Hoy el país transita por un momento de gran trascendencia, cimentado en una importante revolución social, propiciada por el presidente Danilo MEDINA, donde el ser humano constituye el centro fundamental del desarrollo.

Su gestión ha redimensionado los logros alcanzados, habiendo técnicamente liberado a nuestro pueblo de la mayor fatalidad: la ignorancia y el analfabetismo, sumado a la democratización del crédito, que se ha reducido de un 18% a un 8%, a través de las visitas sorpresa, posibilitando mantener niveles de crecimiento de un cuasi 7%, generando más de 550 mil nuevos empleos en el último quinquenio, con una notable mejoría salarial, especialmente en sectores históricamente olvidados, lo que ha contribuido a la sustancial reducción de la pobreza y la indigencia que ha pasado del 16.6 % al 5.8 %. Más de un millón de personas superaron su situación de pobreza. Logros alcanzados en un contexto regional e internacional inestable y confuso, caracterizado por alta inflación y devaluaciones.

Todo ello, armonizado con una profunda política social liderada por el Gabinete Social que coordina la Honorable vicepresidente de la República, Margarita Cedeño de Fernández, que ha profundizado el emblemático programa solidaridad con más de 800 mil familias, el tránsito hacia la cobertura universal del seguro familiar de salud, los logros tangibles en materia de reducción del hambre, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Proceso que se ha coronado con el más paradigmático programa del presente gobierno de Danilo MEDINA, las estancias infantiles, donde actualmente más de 92 mil niños de madres de escasos recursos, reciben una atención integral, excelente nutrición y buena educación, preparándolos para una infancia feliz.

De este modo, podemos concluir que estamos ante una gestión del partido de la bandera morada y la estrella amarilla que está marcando un hito en el ejercicio de la política en nuestro país y en toda la región; lo que se confirma por diversos programas modelos de los gobiernos peledeista que el sistema de las Naciones Unidas, recomienda para otros países de Latinoamérica y el Caribe. Así se hace Patria.

Pero el PLD no está solo, y mientras exista un Danilo MEDINA y un Leonel Fernández, habrá amenazas y persecuciones de intereses oscuros amparados por personas que procuran alcanzar el poder a cualquier precio, así sea al costo de entregar la Patria.

De ahí, las vilezas en las falsas acusaciones. Y para una muestra la historia nos regala un botón: 18 de marzo de 1861, Pedro Santana y su anexión a España. Se inventaron la más terrible calumnia: acusar de traidores nada más y nada menos que a los padres fundadores de la República: Juan Pablo Duarte, MATIAS Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez. Y, ahora los enemigos de siempre, los que todo los quieren, los que pretenden arrebatar el poder que no han podido ganarse con el favor del voto popular, se han planteado perseguir al presidente del rostro humano, el que combate el pecado de la indiferencia, Danilo MEDINA. Pero no pasarán.

Estamos frente a un estadista de alta dimensión, el que ha sido capaz de colocar la economía al servicio de la gente, apreciado y reconocido en nuestra región por su entrega al proceso de integración; y muy comprometido con la promoción de políticas públicas de inclusión social con miras a superar la pobreza e indigencia en nuestro país, tarea impostergable que el PLD esta compelido a concluir. En el momento más doloroso del parto, la bandera brilla más. Que no se detenga el progreso.

 

VIVA LA PATRIA…