Leche gratis

Por Laura Jiménez sábado 8 de agosto, 2020

Diferentes organizaciones locales e internacionales han invertido millones de pesos en programas y campañas sobre lactancia materna, pero los indicadores en República Dominicana sobre niños amamantados exclusivamente hasta los seis meses disminuyen proporcionalmente cada día. Por otro lado tenemos un sistema en los centros de atención, principalmente privados, que en vez de promover este método humano de alimentación, suelen entorpecer su establecimiento.

Existen casos donde las embarazadas se hacen acompañar de un familiar empoderado cuyo papel posterior al parto es gestionar que el bebé sea llevado a la misma habitación de recuperación donde se encuentra la madre para lograr el apego precoz en los primeros minutos de vida, proceso que ayuda al inicio exitoso de la lactancia y beneficia al niño durante toda su vida. En algunos centros de salud acompañar a la madre durante el parto está prohibido y peor aún, alejan al recién nacido por varias horas y le suministran leche artificial o fórmula sin el consentimiento de los padres. Lo peor es que los trabajadores de la salud saben que esto es ilegal y fungen de contrapeso a los esfuerzos que se realizan para mejorar los indicadores de lactancia natural exclusiva en el país.

No es por falta de una ley que promueva la leche materna como único alimento del bebé durante los primeros seis meses de vida de manera exclusiva y hasta los dos años como alimento secundario. La ley existe y es la 8-95 que también regula la comercialización de fórmulas y demás sucedáneos. Lo que necesitamos es el debido seguimiento para que sea aplicada de manera efectiva principalmente en los centros privados.

La deshumanización del parto, la falta de orientación y acompañamiento por parte del Estado a las embarazadas durante la etapa de gestación, son factores que dan paso a la desinformación y el pobre empoderamiento no sólo de las mujeres, también de sus familiares.

El debido acompañamiento durante el embarazo y postparto, la orientación sobre la importancia de completar los chequeos médicos y analíticas que debe realizarse la madre y sobre la alimentación correcta del bebé ayudaría al sano desarrollo del mismo y de paso mejoraría los índices que mantienen nuestro país en el subdesarrollo.

Ahora que culmina la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020 sólo nos queda apostar a los nuevos profesionales que nos van a representar tanto en los Ministerios de Salud Pública y de la Mujer, también en el Sistema Nacional de Salud, para que defiendan y promuevan la lactancia materna exclusiva, así disminuir los índices de mortalidad neonatal, desnutrición, obesidad infantil y otras enfermedades, a la vez colaborar en la recuperación económica de las familias dominicanas, quienes se ahorrarían entre RD$8,000 a RD$20,000 pesos mensuales por cada niño lactado de manera natural, porque es leche gratis.

Datos importantes:

-La lactancia materna aumenta hasta cuatro puntos el coeficiente intelectual de los niños.

-Se necesitan 4,700 litros de agua para fabricar una lata grande de leche artificial.

-A nivel mundial el 41% de los bebés son amamantados exclusivamente.

– En República Dominicana sólo el 4.7%.

-Anualmente se fabrican 550 millones de latas para leche artificial.

-Los niños lactados exclusivamente con leche materna tienen menos probabilidad de padecer neumonías, diabetes, alergias, entre otras enfermedades.

-El riesgo de padecer cáncer aumenta en niños alimentados con fórmula o leche artificial.

Comenta