LeBron James a LaVar Ball: Saca el nombre de mis hijos de tu boca

Por El Nuevo Diario miércoles 22 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LOS ANGELES – LeBron James dirigió el martes una orden de cese y desista a LaVar Ball, el altamente extrovertido padre de tres – incluido Lonzo Ball, estudiante de primer año de la UCLA – quien dijo a principios de este mes que sus hijos están mejor preparados para el éxito futuro que los de la estrella de los Cleveland Cavaliers.

"Saca el nombre de mis hijos de tu boca. Saca a mi familia de tu boca", dijo James de LaVar Ball a ESPN, mientras los Cavaliers practicaban en el campus de UCLA, dos días después de una victoria en la carretera sobre Los Ángeles Lakers.

"Esto es de papá a papá. Ahora es un problema".

Los dos hijos de James, LeBron James Jr., de 12 años, y Bryce Maximus James, de 9 años, han mostrado mucha promesa en el circuito de la AAU, hasta el punto en que el hijo mayor, ‘Bronny’, ha recibido ofertas verbales de Duke y Kentucky, según informó ESPN el verano pasado.

La familia Ball incluye a Lonzo Ball y a sus dos hermanos menores, LiAngelo, de 18 años, y LaMelo, de 15 años, quienes asistirán a la UCLA con becas en los próximos años.

LaVar Ball ha hablado con franqueza sobre una serie de temas relacionados con sus hijos en los últimos meses, y trajo a la familia de James a la conversación cuando apareció en un episodio reciente del podcast ‘In the Zone’ de Chris Broussard. Durante la aparición, Ball sugirió que sus hijos estaban mejor preparados para el futuro éxito en el baloncesto que James ‘porque el pedigrí del cuatro veces Jugador Más Valioso de la NBA será demasiado para ellos.

"Los monstruos de la NBA, sus padres no eran tan buenos", dijo Ball. "Ellos eran OK, ellos eran jugadores, pero el hecho de que el viejo (Dell) Curry no fuera un All-Star, no tenía frío. Aunque podía tirar el balón. Pero Kobe Bryant, su padre no era todo eso, es por eso que es un monstruo".

"Tienes a LeBron, va a ser difícil para sus hijos porque los van a ver como, ‘Tienes que ser como tu papá’. Y después de un tiempo, esa presión comienza a sentarse en ti como, ‘¿Por qué tengo que ser como él? ¿Qué no puedo ser yo? Y luego van a ser como, ‘Aw, eres suave, no eres tan bueno’. Porque la expectativa es muy, muy alta".

Apple Store Google Play
Continuar