829-917-7231 | 809-866-3480

Le Pen propone un impuesto sobre todos los nuevos contratos a extranjeros

Por El Nuevo Diario Jueves 2 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, FRANCIA.- La líder del ultraderechista Frente Nacional (FN) y candidata a las presidenciales francesas, Marine Le Pen, ha propuesto instaurar un impuesto sobre todo nuevo contrato a empleados extranjeros, en una entrevista publicada hoy por "Le Monde".

Los ingresos que se recauden con esa medida se dedicarán a indemnizar a los parados, indicó Le Pen al vespertino galo.

Su propuesta electoral se enmarca en la llamada "prioridad nacional", que prevé aplicar desde su llegada al Elíseo en caso de vencer las presidenciales de abril y mayo.

En esa misma línea, avanzó su intención de imponer una "contribución social" del 3 % a la importación de bienes y servicios, impuesto con el que prevé recaudar "como mínimo 15.000 millones de euros" y que asegura que no tendrá repercusiones relevantes sobre el poder adquisitivo.

"La base de todo esto es el patriotismo, es decir, cada medida y cada euro gastado tiene como vocación defender el interés de los franceses", añadió Le Pen, a la que los sondeos dan por seguro su paso a la segunda vuelta de los comicios.

La candidata abogó por un "proteccionismo inteligente, la lucha contra las deslocalizaciones salvajes", y dijo alegrarse de que el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, pronunciara en su discurso de investidura "el acta de defunción del ultraliberalismo integral".

"Trump fue elegido por promesas que está aplicando. Ese respeto de los electores debería ser un modelo para todo político", añadió Le Pen, que sin embargo dijo no tenerle como referente ni estar "fascinada" por Estados Unidos, como tampoco por Alemania o Rusia.

En un adelanto de su programa electoral, que será presentado este fin de semana en Lyon (sureste), la representante de la extrema derecha francesa reiteró su intención de sacar a Francia de la Unión Europea.

"Iré inmediatamente a Bruselas para emprender la negociación sobre el retorno de cuatro soberanías: la monetaria, legislativa, presupuestaria y territorial. Y seis meses después de las elecciones, organizaré un referendo sobre la salida de la UE", dijo.

Le Pen se mostró convencida de que su iniciativa va a desencadenar "un movimiento" al que numerosos países van a ir también para "obtener la retirada de reglamentaciones y tratados que perjudican su seguridad o su economía".

Investigada por la supuesta malversación de 340.000 euros de los fondos que recibió en su dotación como eurodiputada, aseguró que no renunciará a su candidatura electoral en caso de ser imputada: "Que un juez decida quién es candidato y quién no es el fin de la democracia", concluyó.