Latinoamérica y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

Por Francisco S. Cruz sábado 13 de agosto, 2016

Las victorias en las competencias internacionales deportivas son un buen escenario para que los pueblos eleven sus autoestimas. En el caso de los Juegos Olímpicos, indiscutiblemente que ese acontecimiento planetario es una verdadera fiesta de la juventud, en donde acude a competir las personas más sana (de cuerpo y alma) de cada país.

Los Juegos Olímpicos que se llevan a cabo en Río de Janeiro, hasta el momento, están siendo un revés tanto para los países pobres, como para las naciones latinoamericanas, las cuales, a excepción de Colombia y Brasil, no han obtenido ningún reconocimiento metálico deportivo.

Colombia tiene 2 medallas, incluyendo una de oro, y Brasil acumula 4, que incluye también una de oro. Fuera de ahí, Latinoamérica no ha logrado ni siquiera una presea de bronce en la anhelada contienda deportiva.

El medallero deportivo en Brasil lo encabezan las grandes potencias. La lista la encabeza Estados Unidos, con 52 medallas, seguida de China con 38. El tercer puesto lo ocupa Reino Unido, con 24. Pero a pesar de la ausencia latinoamericana en los juegos, las competencias han sido un derroche de talento y cualidades innatas, impregnándoles belleza y destreza a la Gran Fiesta de la Juventud Mundial.

Como ejemplos están las extraordinarias gimnastas estadounidenses, las cuales han resultado ser un magistral espectáculo, principalmente Simone Biles, que con sus 19 años de edad, no solo se lleva las medallas de esa disciplina, sino también conquista el corazón de la gente.

Así también el excelso nadador Michael Phelps, quien ha dado cátedras de lo que es un atleta con condiciones excepcionales. No así ha estado la selección de baloncesto norteamericana, el llamado Dream Team, el cual a pesar de estar invicto en Brasil, ni se asemeja a la representación estadounidense de 1992 en Barcelona, con jugadores como Michael Jordan, Magic Johnson, Scottie Pippen, etc. Las victorias del equipo americano han sido pírricas, como la de este pasado sábado, en donde le ganó a Serbia por apenas 3 puntos.

La selección estadounidense no llevó a sus grandes luminarias a la cita de Río de Janeiro, pero sin embargo, cuenta con Kevin Durant, y Carmelo Anthony quien en el juego contra Australia, protagonizó un espectáculo de tiro de tres, encestando nueve triples que evitaron que la selección de las barras y las estrellas cayera ante el quinteto australiano.

Sacando a Colombia y a Brasil de la lista, Latinoamérica no se ha sentido en los juegos olímpicos de Rio de Janeiro programados para finalizar el domingo 21 de agosto. México y Cuba, tres potencias deportivas no han obtenido hasta este sábado ninguna medalla. En el futbol la sorpresa ha sido Honduras, que pasó a cuartos de finales, eliminando a Argentina en penales.

Queda una semana de competencia. Ojalá las selecciones latinoamericanas traigan alegría conquistando algunas medallas, pues la verdad es que es muy necesario que cualquiera de nuestros países saque la cara por el continente que nos une tanto el idioma como el parecido de nuestras historias.

Por Elvis Valoy

Anuncios