“Las Pruebas Pisan, Pesan y Duelen”

Por Manuel Cruz domingo 8 de diciembre, 2019

Recientemente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a través de su Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes conocido como las pruebas pisa; ha puesto al desnudo los niveles de asimetría e involución que están gravitando en gran parte del mundo a nivel educativo. El informe presentando que se desprende de la evaluación de 600,000 adolescentes de 79 países, refleja de manera inequívoca como dijo el secretario general de la (OCDE) Ángel Gurría unos resultados “decepcionantes” a nivel global. Y, en el caso de República Dominicana externamos al mundo que somos un país en 5to de primaria.

Globalizando Nuestra Ignorancia.

A pesar de las grandes inversiones y trasformaciones que hemos realizado en materia educativa en los últimos 25 años, demostramos ante el mundo que tiramos al aire miles de millones sin siquiera definir qué tipo de profesionales queremos construir. En virtud de ello, históricamente los críticos del sistema solo han visto a nuestros estudiantes ir a las escuelas con una bandera del mismo color que el partido de gobierno. Los resultados de estas pruebas nos obligan hacer un mea culpa y comenzar a ver el problema desde el Estado y no desde la politiquería de los actores. Y, entender que un crimen de lesa humanidad es ver la educación como un negocio.

En ese sentido, debe generar en todos los dominicanos una úlcera péptica haber visto a nuestro país quedar en último lugar en esas pruebas. Debe engendrarnos un edema pulmonar haber probado al mundo que solo 1 de cada 10 de nuestros adolescentes sabe la diferencia entre un hecho y una opinión. Indefectiblemente tiene que darnos disentería al ver que solo el 25% de nuestros hijos tiene dominio de conceptos básicos de lectura comprensiva y, un síncope vasovagal al ver que solo el 24% de nuestros noveles tiene dominio de las matemáticas. Máxime, porque estas pruebas lo que evalúan en realidad es la calidad del sistema educativo en el cual se están formando nuestros niños.

Anquilosados en el Tiempo.

Las defensas y excusas esgrimidas por los actores del sistema sin siquiera haber analizado el informe, preconizan como dice el gran jurista argentino Raúl Zaffaroni “una profusa ausencia de categorías pensantes”. Al parecer, se parte de la premisa que la sola inversión de un 4% del PIB más las luchas monetarias de la ADP generarán en el tiempo de manera automática estudiantes y profesionales atiborrados. Pero, el legendario sociólogo y filósofo polaco Zygmunt Bauman sentenció con vehemencia “que el PIB lo mide todo, excepto aquellas cosas que producen orgullo de vivir”.  Y, sin dudas la educación de nuestros niños debe ser una.

Desde esa perspectiva, jamás podremos avanzar hacia la excelencia atrofiados en un sistema con una metodología del siglo XIX, con gran parte de los docentes con pensamientos del siglo XX y con todos los estudiantes con expectativas del siglo XXI. El carácter cualitativo y multifactorial de la problemática del sistema nos constriñe a todos a ser parte de la solución. Deben quedar atrás las apatías de los padres, las retóricas populistas gubernamentales, las huelgas monetarias de la ADP y la carencia de responsabilidad social de los empresarios coléricos por suplir los libros e insumos. Entiendan que la educación es el camino, no el objetivo.

Desafíos de Nuestro Sistema.

Al margen de la creencia y política reactiva en el abordaje de nuestro sistema, los desafíos que debemos enfrentar inician desde el mismo nacimiento de los niños. La ONU y el Banco Mundial han establecido que el desarrollo educativo solo se puede medir con un efectivo Índice de Capital Humano (ICH) que está compuesto por años de escolaridad, pruebas estandarizadas, inversión estatal, salud y supervivencia. Sin embargo, la propia OMS ha confirmado que el índice de lactancia materna descendió en el país de 7.34% a un 4.34% y de 2 años a 6 meses, cuando todos sabemos los millones de beneficios al sistema nervioso y los aportes a la prevención neurológica que genera la leche materna.

Asimismo, el más grave de los retos reflejados en el informe Pisa es la involución que ha generado en la calidad educativa la irrupción del internet como fuente de información, habilitando espacios para los datos no científicos y el auge de las Fake News. Por tal razón, hasta los estudiantes de los países nórdicos reflejaron un retroceso en las pruebas. Además, República Dominicana debe ir importando conocimientos integrando al sistema a nuestros becados en aguas internacionales, paulatinamente jubilando docentes decimonónicos cuyos años más productivos quedaron en la guerra fría y; que siguen convencidos de que Colón descubrió América.

Anuncios

Comenta