Las pasadas votaciones para la alcaldía de SDE

Por José Núñez martes 21 de abril, 2020

Todo indica, que la suerte estaba echada con las aspiraciones a la alcaldía en Santo Domingo Este (SDE), las cuales estuvieron representadas principalmente en Luis Alberto Tejeda por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Manuel Jiménez por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), y el candidato de última hora como para llenar un requisito, el empresario Joaquín Hilario, por el Partido la Fuerza del Pueblo (FP).

El caso del exdiputado Manuel Jiménez, desde su escogencia como candidato oficial a la alcaldía por el PRM, era un secreto a voces, que con él había que competir fuerte o bien en serio, ya que al ser esta su segunda intención pública por convertirse en alcalde, el hombre se venía posicionando y realmente salió con unas aspiraciones sólidas, las que se fortalecieron aún más, por la forma aplastante como ganó la competencia interna, con el 61.74%.

Su imagen es bastante confiable para la comunidad, la estructuró desde su accionar artístico exitoso hasta  convertirse también en un buen diputado por tres períodos consecutivos, uno de ellos por seis años (2010-2016), por cierto, todos esos años como diputado fueron con el   PLD, del cual renunció ponqué no lo dejaron competir por la alcaldía democráticamente.

Y aunque parece como dijimos anteriormente, que la suerte estaba definida, es obvio que desde las suspendidas elecciones del 16 de febrero recién pasado, Manuel Jiménez era el candidato a vencer.

Aunque nadie pensaba que el señor Jiménez y el PRM iban a salir victorioso con esas votaciones en las estratosferas, lo que hace pensar que la posposición del certamen previsto para la fecha original (16 de febrero), le favoreció a su popularidad  y a su propio partido ante que hacerles daños.

En honor a la verdad, el fiasco de la Junta Central Electoral (JCE) con las suspendidas elecciones municipales de febrero, lo que hizo fue potencializar más las pujantes aspiraciones del ex diputado, el cual lo ayudó a ganar con más del 25% de diferencia, no con el 16%, y en el mejor de los casos con un 18% como proyectaban varias encuestas. Y eso no era un secreto para muchos.

Los resultados finales de las votaciones municipales en SDE, según la propia JCE fueron los siguientes; Manuel Jiménez y el PRM con sus aliados, llegaron a 140,181 votos, para un 59.83%; Luis Alberto Tejeda y el PLD con los partidos aliados alcanzaron 81,173 sufragios, para  un 34.70%, mientras que en un lejano tercer lugar quedaron la FP, sus aliados y Joaquín Hilario con 12,109 votos obtenidos, para un pírrico 5.17%.

Señores, esas votaciones tan despegadas del primer lugar con el que quedó de segundo, que fue el candidato del PLD, llevó al PRM a obtener en todo el municipio un total de 22 regidores, y al PLD le correspondieron 11, es decir, quedaron duplicando a su real adversario con los concejales.

En el caso del aspirante de la FP, el cual fue señalado e inscrito dos días antes de cerrarse el segundo plazo extendido por la JCE, o sea, a menos de dos meses para las votaciones, al señor Joaquín Hilario, de ascendencia perredeísta y ahora, perremeísta, se evidenció como una decisión poco eficaz, independientemente de que el tiempo estaba en contra de este aspirante y de la nueva organización que lidera y preside el expresidente Leonel Fernández.

Cuando se anunció la candidatura a la alcaldía de SDE por la FP, la que recayó como ya dijimos en Joaquín Hilario, ese proyecto salió posicionado según algunas encuestas, con unos porcentajes entre el 14 y el 16%, y no pudieron sostener ni el 50% de esa simpatía, solo obtuvieron un 5.17%. Además, no se debe olvidar que Leonel Fernández en las primarias internas del PLD, el día 6 de octubre de 2019, contra vientos y mareas, alcanzó por encima del 63% en el municipio SDE.

Es  que  esa  candidatura de Joaquín Hilario fue  escogida en un cuarto frío;  no se le consultó a la estructura de dirección política del municipio. Y que no vengan con que no había tiempo para por lo menos oír las opiniones de los dirigentes que están en el terreno del día a día.

Y por demás, como aderezo, salvo las honrosas excepciones políticas, los regidores al ser igualmente señalados, porque las condiciones no permitieron que fuera de otra manera, tanto los de la FP como los de los Reformistas y los otros aliados, pero especialmente los de los dos primeros (PRSC y la FP), fueron puestos como regalos, no se distribuyeron con equilibrio ni en pro de la causa; hubo poco criterios políticos. Por ahí anda el listado, véanlo.

Fue algo muy lamentable, que quedó evidenciado con el papelazo generalizado que hicieron los aspirantes a concejales (en sus sueños) en el municipio. Ojalá posean la humildad para poder asimilar la experiencia negativa, que sepan acumularla los dirigentes de la FP en todo SDE para las futuras batallas electorales que están a la vuelta de la esquina.

No se puede pasar por alto, que era notorio que el papel del partido la Fuerza del Pueblo no iba a ser para ganar esas elecciones municipales en SDE, pero tampoco se podía pensar que iban a ser un fiasco como el desempeñado, especialmente porque las mismas estaban dirigidas por políticos experimentados y con vastas experiencias en procesos electorales.

En fin, desde una mala selección del candidato a la alcaldía por los sabihondos de la FP no consultar a sus direcciones políticas en el municipio, hasta una distribución en las tres (3) circunscripciones de los aspirantes a regidores como un pastel, que por cierto, era incierto el bizcocho, y en el mejor de los resultados, les correspondería un «chin», ahí tienen los frutos.

En este contexto, a nivel municipal en SDE se concluyó con el triunfo de un trabajo de más de dos décadas por parte de Manuel Jiménez, además de la aplastante derrota del candidato del PLD, de Luis Alberto, el que más trabajó en todos los aspectos electorales, pero que al mismo tiempo generaba más celos políticos a los vetustos dirigentes morados que ya han visto pasar casi todos sus mejores momentos de accionar en la política.

También, se deben volver a citar las invisibles votaciones de Joaquín Hilario y la FP, no llegaron al 5.18%, lo que no les permitió ganar ni un solo regidor o concejal en SDE.

En conclusión, Manuel Jiménez y el PRM la votaron por los 420 pies y con las bases llenas.

Autor: José Núñez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar