Las multas falsas de AMET al conductor

Por Cristian Hidalgo Martes 14 de Marzo, 2017

Algunas veces solemos pensar que un determinado funcionario del gobierno es corrupto; sin embargo, cuando a alguno se le imputa semejante mote, defienden su honra hasta con la vida si necesario fuese; nunca he escuchado a alguien auto incriminarse como tal.

Siempre ha sido voz popular que los agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), dependencia de la Policía Nacional, imponen contravenciones solo por cumplir con una cuota asignada cada día por sus superiores. Que si cuando al terminar la jornada no se ha llegado a la meta, lo hacen aleatoriamente entre personas a cuyos números de licencias (mismos de las cédulas) tienen acceso.

Una cosa es suponerlo y otra muy diferente que semejante aberración en un país en vía de desarrollo, sea confirmada de viva voz del director de la AMET, General Frener Bello, quien afirmó que en esa institución históricamente sus agentes toman nombres de su base de datos para colocarles multas sin que los “premiados” se den cuenta de la infracción que sobre ellos reposa.

Debo confesar que tan espeluznante confesión me dejó con la boca abierta, me sentí timado, asqueado, burlado, desprotegido, desamparado…, en fin, aun no me repongo del shock. Este país anda mal, muy mal. El Gobierno que elegimos confiesa que le está robando vulgarmente a sus ciudadanos. Además de mancharles su buen nombre y acrisolada hoja de vida de algunos.

Pero es que nos estamos volviendo locos que no reaccionamos a nada? Es que hasta la capacidad de asombro nos han quitado? Hemos mandado de vacaciones sin retorno a nuestra dignidad? Qué respeto puede sentir la ciudadanía por una “autoridad” que confiesa que procede al margen de la ley como delincuentes comunes robando dinero de inocentes e incautos ciudadanos?

Pero peor es mi decepción al no ver las consecuencias de semejante adefesio. Este país es de locos. Pero qué podemos esperar de un pueblo pusilánime en el que el Presidente de la Asamblea Nacional se destapa diciendo que “no es nada que el Presidente de la República reciba dinero para su campaña de contratistas del Estado”, y todos nos ponemos una cremallera en los labios?

La máxima autoridad de la AMET dice que personas que tienen años sin visitar el país, salen con multas de tránsito en los archivos de esa institución. -Un agente con fe pública hace eso? En quién creemos? Ello me lleva a colegir que ninguna de las multas son creíbles, y que se debe proceder de inmediato a limpiar los archivos de esa institución.

Si el Presidente de la República y el Director General de la Policía Nacional no reaccionan ante semejante “reinaldada”, se hacen cómplices por omisión y se colocan ipso-facto de espalda a los intereses del pueblo. Una autoridad que no se respete a si misma y a los demás, tampoco merece el respeto de sus gobernados.

La AMET a raíz de la confesión de su Director, a partir de este momento pierde toda autoridad para fiscalizar a los conductores de tránsito, no tiene la mas elemental moral para pedir los documentos a alguien; y usted como ciudadano no está obligado a respetar a delincuentes baratos uniformados de AMET.