Las hermanas Williams harán historia el lunes con primer duelo en el desierto

Por EFE domingo 11 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, INDIAN WELLS (CALIFORNIA, EE.UU.).– El deseado duelo de las hermanas Serena y Venus Williams en el torneo de tenis de Indian Wells, Premier Mandatory de la WTA, es ya toda una realidad después de las sendas victorias que consiguieron en la jornada del sábado en la segunda ronda.

La mayor de las hermanas Williams, Venus, daba el primer paso al vencer por 6-3 y 6-4 a la rumana Sorana Cirstea, mientras que Serena hacía lo propio con la holandesa Kiki Bertens, vigésima novena cabeza de serie, a la que ganó por 7-6 (5) y 7-5.

Ahora ambas se verán por primera vez en la historia del torneo de Indian Wells para protagonizar el duelo que deje a una de las dos clasificada a la cuarta ronda.

“Cada vez voy mejor en mi tenis, pero tengo todavía un largo camino que recorrer”, comentó la menor de las hermanas Williams después de haber conseguido la victoria. “Definitivamente me sentí mejor que la primera ronda, pero todavía estoy un poco oxidada. Todavía estoy cometiendo errores que normalmente no hago. Pero son pruebas que tengo que superar”.

Las hermanas Williams nunca han jugado en el desierto de California, y se enfrentaron por última vez en la final del Abierto de Australia el año pasado (que Serena ganó en dos sets).

El enfrentamiento de la tercera ronda del lunes tendrá lugar 17 largos años después de la primera vez que las dos jugaron en Indian Wells, y servirá como un regreso más.

“Preferiría tener de rival a otra tenista diferente, pero ha debido suceder así y por lo tanto no hay nada que se pueda hacer más que estar lista de cara al próximo partido”, comentó Serena.

Venus también ha llegado a Indian Wells con poco juego en 2018, dado que no ha competido desde la primera ronda en Melbourne, pero está mucho más en forma que su hermana Serena, de 36 años, que vuelve a la competición regular después de 14 meses de haberse retirado para ser madre de su hija Alexis Olympia Ohanian Jr., el pasado septiembre, parto que tuvo con complicaciones.

“Estoy jugando sin nada que perder y solo para ganar. Para mí, es una verdadera alegría estar aquí”, subrayó Serena. “A veces pienso en esos momentos todo lo que me tocó vivir y me siento feliz de tener la oportunidad de volver a competir”.

Serena reconoce que “lo pasó muy mal” cuando estuvo ingresada en el hospital, aunque no se dio cuenta de la verdadera gravedad de su condición física hasta cuando ya había superado la crisis.

“Me di cuenta más adelante de todo el riesgo que corrí con mi salud, pero ahora, solo el poder pasar por eso me hace sentir que suceda lo que suceda, se que estoy preparada para ser fuerte”, destacó Serena. “Ya sea que gane o pierda, hay mucho más en mi vida”.

Venus, la número 8 del mundo, debería tener la ventaja el lunes. Mientras Serena estaba fuera, organizó una impresionante temporada 2017 (llegando a las finales de Wimbledon y Singapur).

El hecho de que la jugadora de 37 años no haya tenido acción desde enero puede convertirse en algo favorable porque está más fresca físicamente y con mejor administración de su cronograma.

“Creo que está jugando genial en comparación con cuando era más joven”, valoró Serena del tenis de su hermana. “Obviamente está mucho mejor ahora, mucho, mucho, mucho mejor. Pero ella siempre ha sido alguien a quien he admirado tanto dentro como fuera de la cancha”.

Por su parte, Venus alabó también la manera como su hermana respondió ante Bertens, un rival que siempre es muy complicada de superar.

“Está jugando muy bien y solo perfecciona los golpes”, valoró Venus sobre el tenis de Serena. “Cuando falla algunos golpes ya no es por mucho y lógicamente si quiero ganar el partido tendré que jugar mejor que mi hermana y ver cómo va el partido”.

Después de su primera victoria sobre Zarina Diyas esta semana, Serena dijo que estaba a cero y su tenis era de suspenso, pero que poco a poco irá a más en cada partido y ahora como madre puede ser mejor y más flexible que nunca.

“Ahora mismo no estoy poniendo demasiada presión, ahora mismo para este torneo en particular”, reconoció Serena. “Intento realmente tomar las cosas con calma y no poner tanta presión, estrés o expectativa en mí misma. Siento que es una de las primeras veces que puedo hacer eso”, agregó la exnúmero uno del mundo del tenis femenino.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar