Las fronteras y los factores estatales

Por Junior Pérez

Las fronteras como líneas geográficas reconocidas que separan o ponen en contacto a dos o más países, estas nacen como tal desde la Paz de Westfalia, siendo una de las características fundamentales de los estados modernos, estas comprenden ser límites y cierres, pero también líneas divisorias y a veces lugares de encuentro común y de dinamización comercial.

Estas tienen un papel fundamental en la integración regional, pero para que esta dinámica se pueda comprender se debe partir desde una visión estratégica de la integración fronteriza que demanda al menos dos condiciones, en primer lugar: Debe de ser dinámica en el tiempo, las fronteras hay que planificarlas y pensarlas entre dos o más países con una proyección a largo plazo, no sólo binacional sino en el contexto regional y mundial. Así mismo la visión de las fronteras deben de ser integral, estas deben de asumirse simultáneamente como ejes de conectividad física entre países, pero a la vez, como espacios productivos propios a partir de su vocación local.

Las estrategias y capacidades para fomentar la cooperación transfronteriza y hacer frente a los conflictos deben de ir más allá de los límites estatales, por encima, por medio de la coordinación regional y por debajo del estado, todo esto a través de redes transfronterizas de comunidades y comercio.

Los Estados son constructores de paz, significativos, pero la respuesta internacional a los conflictos se ha centrado excesivamente en el fortalecimiento de los estados. Sin la participación de las comunidades, las iniciativas regionales de cooperación transfronteriza afrontan dificultades para generar propuestas efectivas. Las redes y conexiones transfronterizas subestatales se manifiestan a través de vínculos sociales y culturales, además de afianzar nexos de cooperación y seguridad, estas serían las prioridades que darían como puntapié a alcanzar una política de cooperación bilateral entre los países que comparten límites fronterizos

La dinámica de las comunidades fronterizas son las que poseen tanto la perspectiva como la motivación requerida para aportar un análisis fundamental de la dinámica de los conflictos transfronterizos, estas pueden alcanzar no solo una mejor forma de confraternidad multilateral sino que pueden convertirse en zonas de verdadero encuentro, intercambio de ideas y coordinación de acciones e iniciativas sociales, ambientales, culturales y de seguridad mutua para alcanzar una mejor convivencia pacifica e integra de los pueblos donde prime el principio de la soberanía y la paz de los estados.

Por: Junior Pérez

Comenta