Las enormes críticas a Danilo Medina

Por Fernando Peña sábado 21 de octubre, 2017

Era previsible todo esto, 17 años el PLD gobernando sobre una deuda social gigantesca y frágiles instituciones públicas han dejado laceraciones en la organización, en el liderazgo partidario y en la población dominicana.

Las criticas revelan la dinámica en que se encuentra el PLD, el país. Retratan, que, a pesar del avance, del crecimiento, de las ayudas, de las políticas sociales y asistencialista del gobierno, son muy pronunciadas las deficiencias para una efectiva distribución de la riqueza y del bienestar.

Que es el país va cada día más hacia la cualquierizacion de la vida pública y privada, reflejada en una justicia corrompida, en una complicidad con un sector empresarial parasitario, y políticos del gobierno y la oposición que no resisten una radiografía visual de su opulencia y riquezas.

La debilidad es muy fuerte, las insatisfacciones de segmento importante de la población, del propio PLD y los aliados es cada vez más pronunciada.
Y los medios cada día destacan ampliamente la resistencia que hacen grupos e individuos de la llamada sociedad civil a través de manifestaciones que se organizan “espontáneamente” en el denominado Movimiento Verde liderado por comunicadores y opinadores políticos del país.

Pero nada de esto ha podido mostrar que el presiente Danilo Medina esté falto de aceptación de su pueblo, ¡vaya paradoja!
Lamentablemente, la resistencia de los verdes, sus marchas y proclama contra la corrupción y la impunidad, donde los grandes medios y redes sociales cubrieron ampliamente, produjeron un efecto contrario, ya que el presidente Danilo Medina apoyó al ministerio público en la persecución y sometimiento judicial, hasta llevarlo a la cárcel, específicamente sobre caso Odebrecht, a la cárcel fueron a parar figuras emblemáticas de su partido, el gobierno y de la propia oposición.

Además, Danilo Medina cuando hay sonado casos de escándalo en su gobierno, manda a los tribunales a sus funcionarios y los destituye de su cargo.
El último caso del asesinato del abogado Yuniol Ramírez por miembros y funcionarios del OMSA es una evidencia de lo que expresamos.

Pero también evidencia que el gobierno, el PLD y sus partidos aliados tienen que reinventarse, están dejando una estela de infuncionabilidad.
La gente se está dando cuenta que ya no funcionan, que son las mismas caras, las mismas gentes de hace 17 años atrás que lo gobiernan, que ya no son ni creativo, que están acomodado a la realidad y no hacen nada por cambiarla, son prácticos, diligentes, pero para ellos y sus amigos y familiares.

La gente asume con simpatía a Danilo Medina, pero no así a la mayoría de sus funcionarios y colaboradores.

Danilo Medina asume a la gente y sectores medios y bajo, en las visitas sorpresas, en las inauguraciones de escuelas y centros infantiles, de hospitales y obras diversas, arreglos de carreteras, calles y avenidas, pero los ciudadanos se quejan de que sus funcionarios no les ayudan a conseguir empleo, o nunca aparecen cuando caen enfermos y no puede pagar la atención de salud.

En definitiva, no están con la gente del barrio, del poblado, del campo, del municipio cuando les necesita. Les da igual que lo estén pasando económicamente mal, mientras ellos tienen todas las papeletas que le da su cargo en el gobierno.

Para poder salir de todo este mal de disgusto y protesta, Danilo Medina tendrá no solo que seguir con su encanto, sino que tendrá que relanzar su gobierno, meter en cintura sus funcionarios y aplicar el imperio de las reglas, la dictadura de la Ley, caiga quien caiga. Porque todo esto puede cambiar el sentido del voto electoral.
Y atender a sus aliados, que en definitiva son decisivos…
El autor es periodista

Comenta