Las encuestas y las primarias del 6 de octubre

Por José Núñez lunes 16 de septiembre, 2019

Las encuestas están frente a uno de sus retos más importantes en toda su historia de las mediciones electorales en el país, ya que las características de la actual coyuntura proselitista así los están imponiendo, incluso hasta la más prestigiosa de nuestras firmas encuestadoras en las últimas décadas, la Gallup, puede perder ese espacio de reconocimiento social.

Todo viene a colación, porque si una o varias firmas encuestadoras que se han ganado el prestigio con un trabajo serio por años, se sientan y no realizan sus estudios de mercado en la actual coyuntura, quedarán con sus valoraciones por el suelo frente a la Nación.

Esto no va solamente para la Gallup, Asisa, Greenbert, Penn & Schoen, entre otras, es que puede suceder, que las que no den sus pareceres de lo que puede suceder con los precandidatos presidenciales y con las demás aspiraciones, tanto las del PLD como las de PRM, y sus homólogas hacen ese trabajo bien hecho, acertando en los resultados, se van a posicionar en el mercado local.

Entonces, las elecciones del 2020, que están a la vuelta de la esquina, las empresas de las firmas encuestadoras, repetimos, que sean certeras, serán las mejores ponderadas y las que más van a ser respetadas e influyentes en el electorado para las próximas elecciones generales.

Porque no es solamente que hagan sus acostumbradas encuestas y que sean certeras con el mínimo error posible, es que si también se sientan, van a perder sus espacios; el prestigio en nuestro mercado electoral.

No deben llevarse de muchos comunicadores, que ahora de manera increíble, hasta han dicho, «que las encuestas en esta coyuntura no tienen la mayor importancia», que bárbaro esos tipos.

No tienen ideas de lo que es una medición electoral realizada con criterios técnicos y científicos, los cuales después de levantar una información adecuadamente con los datos que nos interesan, al ser compilados y bien interpretadas las recolecciones de esas informaciones, las conclusiones, generalmente no tienen desperdicios.

Es que las encuestas bien realizadas, sirven hasta para determinar, en caso de anomalías, al alterar los datos de los resultados en las votaciones por los diversos métodos y formas, en qué magnitud fueron hechos esos cambios fraudulentos.

Esa es la realidad en las encuestas hechas con criterios técnicos, y si hacen varias de éstas con un tiempo relativamente cercano en cada medición, cada 15 ó 20 días por ejemplo, la tendencia que te marcan, es muy difícil  que yerren en sus estimaciones.

Por lo tanto, esas firmas que hacen encuestas en el país y que hoy quieren hacer como el avestruz, esconder sus cabezas, mañana que no vengan a querer, que cuando opinen sobre sus mediciones, se les tenga en los primeros lugares de credibilidad, porque independientemente de las responsabilidades de su trabajo, se les podría cantar, que son ruines y pocos confiables en el terreno, porque en el momento oportuno del pasado muy reciente, desaparecieron.

Y las firmas encuestadoras para mantener el prestigio, además de no venderse, no deben ser escurridizas y siempre, bajo cualquier circunstancia, si quieren mantener ese estatus de prestigiosas, deben estar presentes en los momentos estelares del acontecer político, y una coyuntura como la actual, además de inédita, es irrepetible.

Así que, firmas de mediciones de popularidad, prestigiosa y veteranas en nuestro mercado electoral, manténgannos bien informados de los cambios y los lugares de los aspirantes en las simpatías electorales y no se dejen intimidar de muchos comunicadores y programeros que opinan por mezquinos intereses, hacen como los monos, hasta «bailan por la plata».

Entonces, el próximo 6 de octubre representa un importante reto para todas las firmas encuestadoras que trabajan en nuestro mercado electoral, tanto las veteranas como las de nuevos cuños, ahora bien, sus valoraciones futuras para el corto plazo (mayo 2020), van a depender del trabajo que realicen y publiquen antes de las elecciones Primarias Abiertas y Cerradas en los dos partidos mayoritarios; el PLD y el PRM.

¡Eso es así, después no se quejen…!

Autor: José Núñez

Comenta