Las decisiones del MINERD

Por Juan López lunes 3 de abril, 2017

Las continuas interrupciones de la docencia en los centros educativos del sistema preuniversitario público, el daño causado al año escolar 2016-2017 y la inconsecuente actitud de un sector de la dirigencia de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) de no obtemperar ante la justa e histórica sentencia de la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo de Barahona.

“Porque varias seccionales de la ADP pretenden desconocer el acuerdo integral al que se arribó después de varios meses de diálogo abierto por la dignificación magisterial, compuesto por 21 puntos que tocan la mejoría en las condiciones de vida y de trabajo de los profesores, incluyendo un incremento salarial de un 10% a partir de agosto de este año”

Y por la ejecución de injustificados paros en las labores docentes en varias seccionales (Barahona, San Juan, San Francisco de Macorís, Cotuí, Nagua y Salcedo) que cuentan con el respaldo de un sector de la dirección nacional de la ADP, en franca violación al Pacto por la Calidad de la Educación alcanzado en el año 2014, el Ministro de Educación (MINERD), en una rueda de prensa, del pasado 29 de marzo, se vio precisado a informar de la implementación de una serie de decisiones administrativas para llevar el calendario escolar a feliz término, como esperan las familias de las comunidades educativas del país:

 

1. Suspender las labores de las mesas de trabajo como mecanismo de diálogo mientras el CEN de la ADP mantenga su apoyo a las acciones de alteración del horario y calendario escolar en los distritos y centros educativos.

 

2. En los distritos y centros educativos afectados por los paros se realizarán labores complementarias para recuperar el tiempo perdido, a los fines de que los estudiantes puedan completar los contenidos previstos en el año escolar.

 

3. Se impartió instrucciones a los directores regionales y distritales de educación para que asuman su rol de control y monitoreo de las labores del personal docente y administrativo de los centros educativos correspondientes.

 

4. Advirtió que se contratarán profesores provisionales de un grupo de más de seis mil que aprobaron el reciente concurso de oposición, para que asuman las tareas del personal docente que se niegue a cumplir parcial o totalmente con su contrato laboral.

 

5. Se iniciará un proceso de aplicación de las medidas de ley como la amonestación, suspensión, bloqueo salarial y hasta la desvinculación definitiva del sistema educativo, frente a aquellos profesores que asuman indisciplina laboral.

 

6. En los casos que fuere necesario, se dispondrá una extensión del tiempo del calendario escolar en los centros más afectados, medida que sería presentada al Consejo Nacional de Educación para su debida aprobación.

Alegando el derecho a la huelga (que, dicho sea de paso, son ilegales), determinados sectores de la dirigencia de la ADP, obnubilados por politiquerías sectarias y actitudes temerarias, también atentan contra el legítimo derecho a la educación de las familias más necesitadas de nuestra sociedad, cuyos hijos son los que asisten a los centros educativos públicos.

Por esas razones, la ejecución del conjunto de medidas anunciadas por el MINERD, que están dirigidas a colocar un dique a las indebidas interrupciones de las labores docentes y a completar satisfactoriamente el calendario escolar, contarán con el respaldo y participación de los docentes conscientes de su responsabilidad con el país, de las asociaciones de padres, madres y tutores de las escuelas, con importantes organizaciones de la sociedad civil y la opinión pública que están comprometidos con el buen desarrollo de la educación a nivel nacional.

Estas decisiones del MINERD son correctas, oportunas y necesarias para que haya una positiva correspondencia con la cuantiosa inversión que el pueblo, a través del 4% del Presupuesto Nacional, está aplicando en el sistema educativo preuniversitario público, para mejorar la calidad de la educación que nos permita superar con éxito las futuras pruebas PISA y contribuir con el progreso económico, social, cultural, científico y tecnológico de la R. Dominicana.

 

Comenta