Las amenazas de los diputados del PLD

Por Elias Samuel Rosario Mata

Al final de la pasada campaña electoral, cuando Danilo Medina comprendió, que su partido perdería las elecciones, expresó: “quien me sustituya no podrá hacer nada, porque el país llegó al tope del endeudamiento”. Con esas palabras enviaba un mensaje al electorado, de que solo el PLD podría mantener el barco a flote. No advirtió, que se incriminaba a sí mismo y a sus ministros.

Cuando reflexionamos sobre la vida, solemos pensar en «mi vida» -unas pocas décadas de historia personal, un círculo especial de familiares y amigos, dentro de una cultura determinada-. Olvidamos, que cada una de nuestras acciones tiene consecuencias y sus efectos en algún momento nos alcanzarán de un modo u otro.

Es el efecto búmeran: recibirás de vuelta lo que lanzaste; quizás con otra envoltura, de una fuente inesperada, o en el momento menos imaginado, pero lo recibirás de alguna forma. Hoy vemos a un expresidente acorralado en un laberinto de mentiras y complicidades, protectoras de los saqueadores del Estado, que juró proteger.

David Ramon Hawkins psiquiatra, escritor e investigador estadounidense. En su libro “El Poder Contra la Fuerza”, señala: “Pensamos que vivimos de fuerzas que controlamos. Porque no comprendemos que, somos gobernados por un poder de origen no revelado, un poder sobre el que no tenemos control. El universo es altamente consciente de cada acto, pensamiento y decisión”.

De igual modo, el pueblo es consciente de los devastadores efectos de la voraz corrupción de los gobiernos del PLD. Al ser victima de una desgarradora descomposición social, que disparó la delincuencia y la criminalidad. Las confesiones y devoluciones de bienes ilícito son pruebas irrefutables, que exigen que el expresidente Medina se presente a la justicia de forma voluntaria, o involuntaria.

Según la Procuradora Miriam Germán, cuando asumió la posición encontró unos 400 casos de corrupción administrativa para ser investigados, a los que se sumaron unos 100 nuevos sometidos durante la actual administración. Lo que significa, que a pesar del incesante esfuerzo del presidente Abinader por adecentar su administración, en menos de dos años de mandato, se han presentado decenas de casos.

Una muestra de que él solo no podrás extirpar ese cáncer sin la colaboración de la sociedad. Cada uno de nosotros tiene su cuota de responsabilidad de los males sociales, por acción u omisión. Por tal razón, estamos llamado a realizar algún aporte a la solución. El próximo año será crucial en la lucha contra la corrupción. El triunfo dependerá del apoyo del pueblo en una batalla, que debemos pelear todos los buenos dominicanos.

El temor de que caiga Danilo Medina. Esta sonado las alarmas y ha llevado al bloque de diputados morados a usar la intimidación, con la amenaza de que la respuesta del partido puede ser fuera de los tribunales. No se dan cuenta, de que el pueblo despertó, no caerá en la trampa y estará vigilante para defender su tabla de salvación, que es la justicia y enfrentará en cualquier terreno a los causantes de sus calamidades.

No somos PRMista, somos Dominicanos por el Cambio

Por Lic. Elías Samuel Rosario Mata

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar