“Larga marcha” llega a Asunción para protestar contra el Gobierno de Cartes

Por El Nuevo Diario lunes 13 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ASUNCION.- La "larga marcha" de los campesinos, convocada por el minoritario Partido Paraguay Pyahura ("Paraguay nuevo", en guaraní), llegó hoy a Asunción después de una semana de caminata desde el interior del país, para protestar contra el Gobierno del presidente Horacio Cartes.

Con carteles en rechazo de las políticas de Cartes y pidiendo su renuncia, los campesinos, que partieron el pasado 6 de febrero desde varias ciudades del norte y este del país, marcharon por las principales avenidas de Asunción hasta llegar a la Plaza de Armas, junto al Congreso, donde permanecerán movilizados a lo largo de esta jornada.

"Con este sacrificado caminar, el pueblo vino trayendo el anhelo de una patria nueva, de vivir mejor y tener una política que realmente responda a la mayoría", declaró a Efe Augusta Caballero, coordinadora regional del Partido Paraguay Pyahura (PPP) en el departamento de Caaguazú (centro).

Caballero enfatizó su rechazo al Gobierno de Cartes argumentando que sus políticas "van profundizando la miseria, la pobreza, los crímenes y los secuestros", y dejan "totalmente abandonado al sector popular", que vive la falta de acceso a salud, educación, vivienda y trabajo.

La representante del PPP recordó que la oposición de su partido a Cartes se mantiene desde que asumió el cargo como presidente del país, en agosto de 2013, cuando los campesinos advirtieron que "ese empresario no iba a responder a la mayoría", por lo que exigen su renuncia desde entonces.

Ahora que sectores del gobernante Partido Colorado plantean una enmienda constitucional para que Cartes pueda presentarse a las elecciones de 2018, Caballero expresó su repudio a la reelección presidencial, prohibida por la Constitución.

"Cartes quiere empujar la reelección, que no contempla la Constitución, para perpetuarse. Estamos en desacuerdo y queremos que renuncie junto con sus cómplices, que son su gabinete y los tres poderes del Estado", aseguró.

Caballero también denunció los desalojos de los que son objeto las comunidades campesinas, que forman parte, según dijo, de una estrategia de expulsión del campesinado.

"Cada vez van implementando y buscando mecanismos de expulsar al campesinado de su tierra. Si no lo consiguen con plata, les desalojan con plomo, con represión, con violencia", expresó.

Esta situación fuerza a los campesinos a abandonar sus tierras y sus medios de producción e instalarse a orillas de las ciudades, donde van formando cordones de pobreza, explicó Caballero.

La dirigente exigió a Cartes que promueva "una política de producción agrícola" a nivel nacional, que tenga en cuenta a los pequeños productores, y no solo a los grandes empresarios.

Cerca de 300.000 campesinos carecen de terrenos para cultivar en Paraguay, según datos de la Federación Nacional Campesina (FNC), cuyos dirigentes también apoyaron la movilización de este lunes.

Paraguay es uno de los países del mundo con mayor desigualdad en la posesión de tierras, donde menos del 3 % de la población es dueña de cerca del 85 % de la tierra, según la ONG Oxfam.

Apple Store Google Play
Continuar