Lajún anuncia dejará de dar servicio a Santo Domingo Oeste

Por EFE Lunes 17 de Julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo,.- Lajún Corporation, empresa gestora del vertedero de Duquesa, dejará de prestar servicio a los municipios de Santo Domingo Oeste, Pantoja y los Alcarrizos, y limitará los horarios de asistencia para el resto de localidades a un máximo de seis horas diarias de lunes a viernes.

La empresa hizo hoy el anuncio a través de un comunicado donde criticó que las autoridades aún no hayan encontrado una solución a la problemática que desde hace varios meses enfrenta a la empresa y a varias alcaldías por el incremento de las tarifas en el servicio que presta la empresa.

“A pesar de los meses transcurridos, continúa sin una solución satisfactoria que implique una subida del precio por tonelada de basura manejada, de manera que mantenga un nivel de calidad mínimo en el tratamiento de residuos sólidos en el Gran Santo Domingo”, apuntó la nota.

La administradora de residuos sólidos “continúa operando bajo las mismas condiciones que propiciaron una importante crisis en el vertedero de Duquesa y, pese a observar avances como Dominica Limpia, la compañía continúa sin recibir planes concretos y definitivos”.

La situación está motivando, según los administradores de la compañía, que se reduzca el servicio operacional actual, planteándose un nuevo horario de operación, que iría de las 10.00 de la mañana a las 4.00 de la tarde de lunes a viernes.

Además, “dada la falta de rentabilidad para la compañía se cancelarán los servicios para los municipios de Santo Domingo Oeste, Pantoja y los Alcarrizos, ya que estos están pagando menos de un dólar por tonelada, cantidad claramente insuficiente que contribuye a que esta inversión privada respetada no sea rentable.”

Lajún destacó, además, “que el propio Gobierno ha admitido que se requiere de un mínimo de diez dólares por tonelada para que la operación sea rentable.

En este sentido, Lajún aseguró que envió de nuevo una carta formal al Ministerio de Medio Ambiente el pasado 2 de junio, sin haber obtenido respuesta alguna, al igual que las 27 cartas anteriores que remitió a los ayuntamientos.

La empresa advirtió a la administración pública de que “no tolerará cualquier intento de expropiación directa o indirecta, ni nacional ni internacionalmente. Hasta ahora, -dijo la nota- ha tenido una actitud pasiva pero, a partir de ahora, la mantendrá activa para defender sus legítimos intereses”.

La compañía recordó que el sector del transporte de residuos está acechado por la corrupción, puesto que las transportistas están recibiendo tres veces más de lo que les correspondería a precio de mercado, al cobrar 50 dólares por tonelada frente a la media internacional de 21 dólares.

Por último, Lajún se quejó del trato recibido por el Ministerio de Medio Ambiente, que en abril intervino el vertedero, teniendo en cuenta que otros basureros, como los de Santiago o Puerto Plata no han sido multados pese a incurrir en circunstancias similares en cuanto incendios, que tienen el riesgo directo de afectar al turismo.

La empresa propone a la administración pública una solución a corto plazo para continuar operando óptimamente, propuesta que pasa por “el pago de una tarifa sostenible que justifique sus costos actuales; eliminar las multas y litigios injustos y discriminatorios y el cese inmediato de ataques indiscriminados contra la administración de Lajún”.