Lajún afirma problema salud por basura se debe a irresponsabilidad alcaldes

Por Carlos Luis Baron jueves 23 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo.- La compañía propietaria y administradora del vertedero de Duquesa, Lajún Corporation, calificó hoy de "irresponsable" e "insostenible" la situación relativa a los residuos sólidos que está llevando al Gran Santo Domingo "a una emergencia sanitaria sin precedentes".

El conflicto entre la empresa que gestiona el vertedero de la capital dominicana y las alcaldías de la ciudad ha provocado un gran cúmulo de basura en las calles que podría derivar en una crisis sanitaria en Santo Domingo.

En un comunicado de prensa, la empresa culpa de esta situación a la "irresponsabilidad" de los síndicos que, aseguró, no abonan las cantidades de dinero adecuadas para un manejo óptimo del vertedero, a pesar de lo cual la compañía continúa operando.

"La situación no ha sido creada por Lajún", que ha tratado de llegar a acuerdos desde hace más de seis meses, enviando 27 comunicaciones a los municipios implicados "para advertirles de la necesidad de un pago digno para evitar una situación de emergencia que afecte a toda la población", afirma la empresa, que dice no haber recibido respuesta al respecto.

Incluso, en algunos casos, han contestado que "no existía presupuesto para mitigar una situación en la que se está abonando entre 0 y 2 dólares estadounidenses por tonelada de basura vertida en Duquesa, el precio más bajo pagado en vertedero alguno en el mundo", ya que el sector del transporte recibe hasta 37 dólares estadounidenses por tonelada.

Tampoco ayuda a la situación de que, mientras se negocia con el Ministerio de Medioambiente, "algunos municipios, de manera malintencionada, están utilizando a los medios de comunicación y otros canales para intoxicar a la población con informaciones imprecisas" con el objetivo de "dañar a esta compañía de inversionistas internacionales", insistió Lajún Corporation.

Según afirma la empresa, "solo están teniendo problemas aquí, en la República Dominicana" y asegura ser la única parte del conflicto que actúa con responsabilidad "puesto que a la vista de todos está que continúa recibiendo los desechos sólidos del núcleo urbano más poblado del país y mantiene sus puestos de trabajo".

Además, "es la única parte que presenta propuestas de forma transparente y continúa cumpliendo con el servicio pese a ser vilipendiada y acusada continuamente a través de diferentes aspectos, como la cuestión de los terrenos y los contratos".

La empresa insiste en que es imposible operar adecuadamente sin obtener ingresos que Lajún afirma no recibir por parte de las Alcaldías "con el aparente objetivo de bloquear y boicotear su operación y crear un caos para su expropiación bajo el alegato de daños sanitarios que están siendo causados por los municipios".

La semana pasada, Lajún anunció su intención de reducir cuatro horas la actividad en el depósito y eliminar las jornadas de los fines de semana, en reclamo de supuestas deudas por parte de los cabildos, mientras que las alcaldías acusan a la empresa de aumentos exorbitantes en el precio del servicio.

Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito, garantizó que el vertedero de Duquesa se mantendría abierto en los horarios acostumbrados para evitar un problema de salubridad en el Gran Santo Domingo.

La empresa dejó sin efecto la solicitud de pago de 8,14 dólares por tonelada de basura depositada en el vertedero que hizo a los cabildos y propuso que una empresa de arbitraje internacional determine el coste de este servicio. EFE