Lago Enriquillo y temporada ciclónica 2021…

Por JOSE ANTONIO MATOS PEÑA

Con una reducción de quince centímetros (15) en su nivel, encontramos ayer domingo 6-12-2021 al lago Enriquillo, ocurridos en los cuarenta y siete días (47) discurridos desde el 19-9-2021 al 5-12-2021, es decir, ayer domingo.

Justo es recodar que el paso por nuestro suelo, de las tormentas como Grace, entre otras, de la recién pasada temporada ciclónica, momentáneamente quebrando esa tendencia, con la subida breve de 9 centímetros de nivel.

El lago Enriquillo ha mostrado la tendencia a la baja de los últimos 9 años, con esta medición, completa una reducción de 83 centímetros verticales para todo lo que va de año 2021, contados del 30-12-2020 al 5-12-2021.

Útil es recordar que de los 23 metros que subió en su nivel el lago Enriquillo a partir de la llegada a nuestro territorio de las tormentas Noel y Olga, año 2007 al 30-12-2012, ha bajado de la manera siguiente: año 2013, bajó 28 centímetros; en el año 2014, bajó 109 centímetros de nivel; en el 2015, bajó 122 centímetros; 2016, bajó 118; en 2017 bajó 37 centímetros; en año 2018 bajó 99 centímetros; en 2019, bajó 112 centímetro; en año 2020 bajó 113 centímetros y como habíamos escrito, 83 centímetros.

Evidentemente, las medidas de este año que va terminando, confirman una tendencia a la baja, descenso que totaliza una reducción vertical de 821 centímetros, que es lo mismo que decir, 8 metros y 21 centímetros, en 9 años.

De los 23 metros crecidos en los cinco años comprendidos del 2007 al presente, quedan 14.79 metros (catorce metros con setenta y nueve centímetros), lo que nos induce a la conclusión de que estando el lago Enriquillo posicionado a 44 metros por debajo del nivel medio del mar, al evaporarse la cantidad de agua que define su reducción, su posición es en estos momentos, 29.21 metros por debajo del nivel medio del mar (nmm).

Hemos establecido que este comportamiento del nivel del Enriquillo se debe de manera fundamental, de la ausencia de escorrentías masivas del río Yaque del Sur y sus Afluentes, por lo qué, la terminación de la presa de Monte grande y su insoslayable sistema de derivación de aguas por Canoa serán un seguro de vida en el futuro mediato.

 

POR JOSÉ ANTONIO MATOS PEÑA.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar