Violencia se recrudece en Haití; RD refuerza seguridad frontera y embajada

Por EFE domingo 8 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, Puerto Príncipe.- Las protestas violentas de los tres últimos días en Haití alcanzaron este domingo la ciudad de Malpasse (sureste), fronteriza con República Dominicana, donde fueron incendiadas las oficinas aduaneras, mientras se reportan asaltos en Cabo Haitiano (norte) y Les Cayes (sur).

Además, sindicatos de transportistas haitianos convocaron a una huelga general para este lunes y martes, según dieron a conocer a través de distintas fuentes.

La violencia callejera se desató el viernes pasado en Puerto Príncipe cuando el Gobierno anunció que al día siguiente entraría en vigor un fuerte incremento en el precio de los combustibles, como parte de un paquete de ajustes que firmó en febrero último con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este sábado se recrudecieron las manifestaciones y actos vandálicos y el primer ministro, Jack Guy Lafontant, quien en un primer momento había llamado a la calma, anunciaba horas después que el aumento quedaba sin efecto “hasta nuevo aviso”.

Sin embargo, el caos continuó en la capital y otros puntos del país, a pesar de que casi a la medianoche del sábado el presidente haitiano, Jovenel Moise, recordó que el incremento había sido revocado y pidiera la calma y el retorno de la normalidad.

Las acciones de turbas incendiando vehículos y asaltando comercios continuó hoy en amplias zonas capitalinas donde parecen actuar a sus anchas, pues la Policía Nacional no ha dado muestras de poder controlar la situación.

Varias embajadas han anunciado que no abrirán sus oficinas mañana, al tiempo de advertir a sus ciudadanos y funcionarios de que permanezcan en sus hogares.

Reportes de medios locales aseguran que decenas de personas han resultado heridas, y que temen aumente el número de tres muertes confirmadas hasta el momento.

En las calles no han sido vistos soldados del reactivado Ejército haitiano, ni tampoco agentes de la Misión de las Naciones Unidas para la Justicia en Haití (Minujusth), que habitualmente cumplen tareas de vigilancia en Puerto Príncipe y otros puntos de la nación caribeña.

Algunos senadores y diputados opositores culparon hoy al Gobierno de la crisis debido, aseguraron, a que dispuso una medida impopular y sin ninguna planificación.

Las autoridades dispusieron aumentos de un 49 % en el precio de la gasolina; de un 40 % en el gasóleo (diésel) y más de un 50 % en el queroseno, este último muy utilizado para alumbrar las casas haitianas de amplios sectores de escaso poder adquisitivo.

Este domingo, la estadounidense American Airlines anunció que retomaba varios vuelos hacia Haití, mientras que las compañías Spirit Airlines y Jet Blue mantienen el cierre de sus rutas en el país caribeño.

En su mensaje de este sábado, el presidente Moise reveló que fue él quien sugirió al primer ministro Lafontant que dejara a un lado el incremento en el precio de los carburantes.

“He escuchado el mensaje claro, ustedes no están de acuerdo con la decisión sobre la subida de los precios (de los combustibles). Abandonamos la medida y llamo a todos a guardar la calma y regresar a sus casas”, dijo el mandatario.

 

RD refuerza seguridad frontera y embajada

El Gobierno dominicano garantizó este domingo la seguridad de su embajada en Puerto Príncipe y de la zona fronteriza con Haití, donde se ha recrudecido la violencia callejera desatada hace tres días cuando sus autoridades anunciaron un aumento en el precio de los carburantes que revocaron este sábado.

Así lo dio a conocer el ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino, quien enfatizó que el Ejército ha dispuesto el reforzamiento de la frontera, principalmente en las ciudades de Jimaní y Elías Piña, las que están más próximas a la capital haitiana.

“Las Fuerzas Armadas siempre están en estado de listeza contra cualquier persona que intente cruzar la frontera, además de que hoy se producirá la celebración de los mercados bilaterales en los cuatro puntos fronterizos tradicionales”, dijo el general.

En ese sentido, dijo que las autoridades han reforzado el personal militar y policial que opera en las ciudades de Elías Piña, Jimaní, Dajabón y Pedernales, donde dominicanos y haitianos intercambian mercancías y productos de todo tipo, generalmente dos veces a la semana.

El alto oficial habló en el Palacio Nacional, donde se celebró una reunión encabezada por el presidente, Danilo Medina, relativa a los planes de contingencia ante el eventual paso por el país de los remanentes de la tormenta tropical Beryl.

Por otra parte, la oposición política pidió este domingo al Gobierno estar atento a los acontecimientos en Haití y tomar las medidas necesarias en favor de los intereses dominicanos.

El excandidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, expuso que ante la situación de “saques, destrucción y desolación” que impera en Haití, el Gobierno de Medina debe incrementar el control militar de la zona fronteriza.

Abinader mencionó, en un comunicado, las acciones masivas de saqueos y destrucción de una gran cantidad de propiedades, en Haití, y que el Gobierno dominicano debe prepararse para evitar la penetración irregular al país de grandes grupos de haitianos huyendo del ambiente de desestabilización existente.

“Es importante además que entre las medidas a adoptar por el Gobierno estén la de velar porque sean preservados la integridad física y los intereses de dominicanos que residen y trabajan en Haití”, consideró el político.

De su lado, el presidente del también opositor Partido Reformista Social Cristiano, Federico Antún Batlle, pidió al Gobierno que disponga el reforzamiento militar de la frontera y su cierre temporal ante las violentas protestas que se registran en Haití.

“Sería prudente que el Gobierno Dominicano, disponga el reforzamiento militar de la frontera y su cierre temporal, hasta que en Haití retorne la paz. Es mejor precaver que tener que lamentar”, escribió el dirigente político en Twitter.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar