En la vida hay pan para todos

Por Susan Espaillat lunes 14 de agosto, 2017

Creciendo día a día

Desde el corazón de  Carola Castillo,  autora del libro “Ecos del Pasado” me llegó esta frase: “en la vida hay pan para todos”.  Carola desde su visión chamánica, nos enseñó a comprender que no estamos solos, y  que el permiso de nuestros ancestros para lograr éxito y cambios favorables es importante,  conciliar las fuerzas de la gran alma nos ayuda a ir al origen para ser bendecidos en nuestro camino.    Cuando  íntegro en mí estas enseñanzas,  advierto las fuerzas que apoyan esta idea como filosofía de vida.

Me abro a la comprensión y la aceptación de que “en la vida hay pan para todos”  requiere una convicción íntegra de que sin importar las circunstancias y la cantidad,  el universo aplica sus leyes mágicas para que el suministro sea infinito e inagotable para mí y los demás. Me enseña a ser sincera frente al éxito de otros, a bendecir que alguien haya encontrado su camino, porque probablemente, está abriendo el sendero del mío.  Esta frase está en sintonía con la generosidad, con el don de dar y la alegría de recibir.

El espejo de tu éxito es un ejemplo de que también puedo lograr los míos. Esta práctica de vida me exige una visión de la abundancia más amplia, me lleva a un mundo creativo,  me reta a crecer y cuando algo resuena en mi en desarmonía miro con humildad mi debilidad y me pregunto ¿el éxito de otro ha sido de alegría para mí?  ¿siento paz cuando amigos y colegas han logrado sus metas? O por el contrario  ¿siento a los demás como una amenaza de que  arrebaten  mis oportunidades?  En el mundo de las oportunidades hay suficiente y más que suficiente para todos, nadie nos quita ni nos arrebata, simplemente hemos cedido, hemos entregado la antorcha a otros y nos toca a nosotros mismos  retomar con dignidad el camino. El Maestro Jesús nos legó a través de sus enseñanzas la fórmula de la abundancia perfecta: “Atraemos  si se bendice, se multiplica  si se comparte”.

Comenta