La  viciada resolución del Ministerio de Trabajo sobre trabajo doméstico

Por Luis Manuel Vílchez Bournigal

ARTÍCULOS ANTERIORES

Luis Manuel Vílchez Bournigal Luis Manuel Vílchez Bournigal

La resolución No.14-2022 dictada por el Ministerio de Trabajo establece una jornada laboral de 8 horas diarias y 44 horas de trabajo a la semana, modificando ilegalmente una ley superior como lo es el Código de Trabajo, que dejaba, a conveniencia de las partes, establecer una jornada con el único requisito de que el empleado pueda tener un descanso de por lo menos 9 horas ininterrumpidas entre un día y otro. Algunos juristas han señalado, equivocadamente, que la razón de ser  para que el Ministro de Trabajo pueda hacerle esta y otras modificaciones a través de una resolución al Código de Trabajo se encuentra en el mismo convenio 189 de la OIT sobre trabajo doméstico, sin embargo no se han percatado que todas las disposiciones del convenio únicamente  tratan sobre sugerencias no autoejecutables dadas a los países que ratifiquen dicho convenio para que busquen adaptarlo conforme a la legislación nacional, teniendo en cuenta las características del trabajo doméstico, que por lo tanto, no se pueden amparar en el Art. 421 del Código de Trabajo para hacer esto, pues este artículo solamente le permite al Ministro de Trabajo dictar resoluciones para mejorar la aplicación de las leyes existentes y reglamentos, no para modificar leyes, como seguiremos viendo a continuación:

 

El Art.148 del Código de Trabajo establece que la jornada de trabajo en tareas o condiciones declaradas peligrosas o insalubres no podrá exceder de seis horas diarias ni de 36 horas semanales. Además indica que la reducción de la jornada por considerarse peligrosa no conlleva una reducción de su salario correspondiente a la jornada normal. El Código de Trabajo, en el 2do. Párrafo del Art. 148 solo le confiere al Ministro de Trabajo facultad para declarar una actividad laboral como peligrosa o insalubre; pero como puede observarse, no lo faculta para modificar el máximo de horas que puede trabajar una persona en un trabajo que haya sido catalogado por el ministro como peligroso o insalubre. Sin embargo, el Ministro de Trabajo en su resolución, por error o desconocimiento, declaró el trabajo doméstico como trabajo peligroso o insalubre en el Art. 12 de la resolución 14-2022, estableciendo además que ninguna persona menor de 18 años podrá trabajar como doméstico, señalando erróneamente que esto lo hace tomando como base no solo  el convenio 189, pero también  el 138 y 182 de la OIT.

 

Estos convenios anteriormente indicados no le dan facultad al Ministro para cambiar la edad establecida en el Código de Trabajo para trabajos declarados como peligrosos (en nuestro país, para personas mayores de 16 años). Estos convenios de la OIT tampoco establecen o sugieren una jornada de 8 horas diarias y 44 horas semanales para trabajos considerados como peligrosos o insalubres. Lo que sí hacen estos convenios, en especial el 189 de la OIT sobre trabajos domésticos, es establecer, como bien lo hace en su Art. 19, que el convenio no puede afectar o modificar aquellas disposiciones que sean más favorables para los trabajadores domésticos establecidas en otros convenios de trabajo ratificados, de lo que se sobreentiende que lo mismo aplica cuando la legislación nacional es más favorable. Debe observarse por igual que el Principio VIII del Código de Trabajo también es garante de que se aplique la norma más favorable para el trabajador en caso de concurrencia de varias normas legales o convencionales. Entonces, considerando lo anteriormente descrito, ¿qué norma resulta más beneficiosa para un trabajador doméstico? Un trabajo considerado como peligroso o insalubre con jornada de 8 horas diarias y 44 semanales o un trabajo considerado peligroso o insalubre con jornada de 6 horas diarias y 36 semanales sin que la jornada más corta afecte tu salario?

 

La resolución del Ministro, por más justificaciones infundadas que quieran buscarle, no puede modificar una ley especial, como lo es el Código de Trabajo, reduciendo mejores condiciones a una clase de contrato de trabajo, como ha hecho al extralimitarse en sus poderes al no respetar la Separación de los Poderes del Estado. El Ministro de Trabajo con esta medida no solo ha modificado y violado las disposiciones del Código de Trabajo y los Arts. 4y 6 de la Constitución, sino que ha violado las mismas disposiciones del Convenio 189 sobre el Trabajo Doméstico, estableciendo peores condiciones para el trabajador doméstico que para aquellos otros trabajadores que el Código de Trabajo considera o cataloga como trabajos peligrosos e insalubres, con la agravante que lo ha hecho sin tener justificación legal alguna para realizarlo.

 

¿Qué podrá esto traer como consecuencia?  Litigios ante los tribunales de trabajo donde se discutirá si se respetó correctamente la jornada laboral por el empleador,  provocados innecesariamente por el Ministro de Trabajo, al no tener claro cuáles son los límites de su autoridad. Claro, tampoco podemos olvidar los embargos con los que podrían ser afectados los empleadores de trabajadores domésticos por sentencias laborales.

 

Finalmente, no podemos concluir sin traer a la memoria que la jurisprudencia laboral dominicana ha reiterado que cualquier opinión, resolución o decisión que pueda dar el Ministro de Trabajo no se le impone a los tribunales de trabajo, pudiendo la parte que esté en desacuerdo impugnarla ante un juez laboral, en vista del poder de apreciación que el Código de Trabajo les confiere a los jueces (ver sentencia de fecha 18 de diciembre del 2003, No.33, Boletín Judicial 1105).

 

Por Lic. Luis Manuel Vílchez Bournigal

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar