La UNESCO crea “YoU-CAN”, una nueva red de acción climática juvenil

Por EFE lunes 9 de diciembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Bajo el lema “Cambiar las mentalidades, no el clima”, la UNESCO lanza la red de acción Youth UNESCO Climate Action Network (YoU-CAN), una forma de “hacer a los jóvenes aún más poderosos en el futuro y crear lazos entre todas las instituciones dedicadas a la educación y la acción climática juvenil”.

Así lo explicó este lunes en la presentación celebrada en la Cumbre del Clima en Madrid Peter Dogse, presidente de la Plataforma Intersectorial sobre Cambio Climático de la ONU, en un acto que contó con dos paneles de expertos sobre la relación entre la juventud, su educación y el futuro ambiental.

En el primero de ellos, “Educación para la acción climática”, participaron Pierre Lane, representante de la Oficina para el Cambio Climático, de Francia, y Amara Godia, miembro del movimiento “De-Carbonize” y estudiante en Kenia.

Para Lane, el principal reto de la educación climática se basa en “dar las herramientas necesarias para entender la ciencia básica detrás del diagnóstico de la crisis climática”, sobre todo en el caso de los profesores, a los que hay que ayudar a “enseñar la complejidad” con seminarios y entrenamientos específicos en la materia.

“Si los jóvenes tienen la oportunidad de formar parte de proyectos climáticos, van a tener el conocimiento y las herramientas necesarias para poder dar soluciones”, afirmó la keniata sobre la capacidad de los jóvenes.

A su juicio, “no podemos rendirnos fácilmente en lo referente a nuestras peticiones, tenemos que ser suficientemente fuertes y reclamarlas las veces que haga falta”.

En el segundo panel, “Jóvenes del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB)”, tomaron parte políticos y jóvenes implicados con este programa científico intergubernamental para hablar de las estrategias para mejorar las relaciones entre personas y medioambiente.

En opinión de Pamela Castillo, viceministra de Ambiente de Costa Rica, las generaciones mayores tienen “la responsabilidad de que la juventud no tenga que emigrar” creando empleos verdes.

A ello se dedica Anna Victoria de Magallanes, parte del MAB Joven en Portugal, que destaca la capacidad de las nuevas generaciones de “compartir los mensajes de formas distintas como las redes sociales” y crear así conexiones con jóvenes de otros países, como con Rodrigo López, su homólogo en España.

“Hay que aprender a seleccionar a personas jóvenes con capacidad de decisión climática porque queremos entrar dentro de ese proceso”, dijo con determinación López, que participó en la organización del I Foro de Jóvenes de la Red Española de Reservas de Biosfera.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar