La UE y la OMS unen fuerzas para combatir la desconfianza hacia las vacunas

Por EFE jueves 12 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.- La primera cumbre mundial sobre vacunación, organizada por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud (OMS), reunió este jueves en Bruselas a más de 400 expertos para debatir los dos grandes retos en ese ámbito: la creciente desinformación y la falta de acceso en algunas regiones.

El comisario europeo de Sanidad, Vytenis Andriukaitis, dijo en una rueda de prensa que pese a que las vacunas “salvan millones de vida” cada año, las tasas de vacunación “están bajando en Europa y la situación ha empeorado desde 2018”.

En la primera mitad de 2019 “se han detectado en Europa unos 90.000 casos de sarampión, más que en todo 2018, y cuatro Estados miembros de la UE han perdido su estatus de haber erradicado la enfermedad”, dijo el comisario, que confió en que el evento de hoy sea “el inicio de las fuerzas unidas para la vacunación”.

Andriukaitis atribuyó la caída de la tasas de vacunación a los “problemas presupuestarios” que han tenido un impacto sobre los sistemas de salud y a las “dudas sobre las vacunas”, extendidas sobre todo a través de las redes sociales y que consideró “una gran preocupación en Europa”.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que la reaparición del sarampión es una “llamada de atención” y confió en que ayude a movilizar a todos los actores a nivel internacional en este ámbito.

El director de la OMS insistió en que el problema central, más que las noticias falsas, es la falta de acceso de los niños en todas las regiones del mundo a las vacunas.

Según el Eurobarómetro de abril de este año, casi la mitad de la población de la UE (48 %) considera que las vacunas pueden producir a menudo efectos secundarios graves, el 38 % cree que pueden provocar las enfermedades contra las que protegen y el 31 % está convencido de que pueden debilitar el sistema inmunitario.

Estas cifras también son el resultado de una mayor propagación de desinformación sobre los beneficios y los riesgos de las vacunas a través de medios digitales y sociales.

 

Anuncios