La tesis del Dr. Julito Hazim

Por Francisco S. Cruz

Si la repostulación del actual presidente -2024-2028- dependería, como ha planteado el dilatado comentarista Dr. Julio Hazin de una alianza Abinader-Danilo, habría que adelantar que esa alianza es tan improbable o suicida como la del PLD y la Fuerza del Pueblo, pues, en ambos escenarios, quedaría la sepultura del PLD o del PRM. Me explico, o mejor, pregunto: ¿Hay posibilidades, partiendo de alguna lógica política, de una alianza PLD-PRM donde el actual presidente la encabece? Rotundamente, diríamos que ¡no! E igual si invertimos la pregunta con el candidato del PLD encabezándola. No es posible.

 

Y el otro imaginario del comentario o tesis del Dr. Hazim, aquella de que de no darse esa alianza el expresidente Leonel Fernández ganaría -2024-, es, en mi opinión, una suerte de ruleta rusa ya que tendría que darse una serie de variables de cuasi imposible concreción: a) que la Fuerza del Pueblo rompa la alianza táctica-estratégica que tiene con el PRM-Gobierno -lo cual acarrearía consecuencias a corto o mediano plazo, pues dejaría a la intemperie al otrora líder del PLD y su anillo cercano-, b) la FP tendría que crecer, electoralmente, tan exponencialmente que le permita despejar a su vez la percepción de corrupción que se le endilga a los gobiernos de Leonel-PLD; pero además, superar la alta tasa de rechazo del líder de la FP cuyo radio de capación político-electoral se ha focalizado, prácticamente, a sonsacar peledeístas o “aguacates” -transfuguismo y reciclaje-; y c) me niego a creer que, en caso hipotético, gran parte o mayoría peledeísta opte por favorecer a quien ayudó, no que determinó -con su alianza (PRM-FP-2020) y oposición a su otrora partido-Gobierno-, a la salida del PLD del poder y, por vía de consecuencia, es corresponsable del desempleo de muchos peledeístas; y c) como he escrito, esa improbable alianza o apoyo PLD-FP significaría el epitafio del PLD.

De modo que los que sueñan y aúpan una alianza PLD-FP dentro del PLD (para mi transfuguismo desde adentro) deben saber que tendrán que rezar por dos imaginarios: a) que el PRM y su seguro candidato se vean tan mal o disminuido que, sin más remedio, se vean obligados a apoyar a su aliado Leonel Fernández (algo improbable por su alta tasa de rechazo y pobrísima votación -2020-); o b) que, el PLD, gustoso (¿?), les endorse la candidatura al tres veces presidente a sabiendas del brazo extendido de la “justicia independiente”

Y en el escenario remoto de que sea el PLD el que apoye a la Fuerza del Pueblo, estaría cometiendo el mismo error histórico-político de Leonel Fernández en 2020. En tal caso, me preguntaría: ¿Podría desvanecerse lo que se vislumbra-proyecta de cara al 2024: polarización de bloques de alianza o coalición PLD-PRM?

Honestamente, para mi la alianza PRM-FP es una suerte de matrimonio canónico por necesidad gravitacional y objetivo político-estratégico de ambos líderes. De modo, que nadie sueñe con ese divorcio o vuelta atrás…. (tal vez, quién sabe, estoy siendo demasiado lineal, o equivocado, en mi apreciación). No obstante, eso creo.

 

Por Francisco S. Cruz        

Comenta