La televisión más antigua de EE.UU. se lanza al “streaming” con Peacock

Por EFE jueves 16 de julio, 2020

EL NUEVO DIARIO, LOS ÁNGELES.- El gigante NBCUniversal estrena Peacock, un servicio de “streaming” que llega a Estados Unidos tras un año en el que estas plataformas se han multiplicado y que, apoyado por la histórica cadena NBC, marca la primera vez que la televisión tradicional se lanza a emitir en este formato.

Apple, Disney, HBO y Amazon son los nuevos nombres de un modelo de negocio inaugurado por Netflix que está dando la vuelta al mercado, al que se suma uno de los clásicos de la televisión estadounidense con una diferencia fundamental: ofrecer contenido gratuito.

Si el “streaming” estaba dominado por cine y series, ahora llegarán por esta vía emisiones deportivas, acontecimientos en directo e informativos propios de la televisión de toda la vida.

El salto a este mercado no es casual, pues NBC es la cadena de radiodifusión más antigua de Estados Unidos y una marca que ha estado presente en prácticamente todos los acontecimientos importantes del último siglo, desde elecciones presidenciales hasta juegos olímpicos.

DE LA RADIO EN 1926 AL “STREAMING” EN 2020

Por ello, que esta compañía formada en 1926 en el negocio de la radio y pionera en la televisión clásica se lance ahora a un formato de emisión basado completamente en internet marca un punto de inflexión para una industria en plena transformación.

Hasta el nombre, Peacock (pavo real en inglés) es una referencia a su eterno logotipo que emula a este animal.

Series y programas míticos de la televisión estadounidense como “The Office”, “Saturday Night Live”, “Law & Order: SVU”, “Parks and Recreation” y “Battlestar Galactica” formarán parte del catálogo.

CINE DE UNIVERSAL STUDIOS Y CONTENIDO LATINO

Después de una fusión empresarial, NBC quedó unida a Universal, una de las factorías más importantes de Hollywood que aportará clásicos del cine como “Jurassic Park”, “The Matrix”, “Shreck” o “The Interpreter”.

Asimismo, la cadena hispana Telmundo forma parte de este conglomerado empresarial y sumará contenido en español como “Betty en NY”, “Reina de Corazones”, “Caso Cerrado” y sus noticiarios enfocados en la comunidad latina de Estados Undidos.

EVENTOS DEPORTIVOS

El deporte es una baza, pues será la primera gran plataforma que apueste decididamente por los eventos deportivos, mina que ningún otro competidor se había lanzado a explotar.

El plan inicial de Peacock era llegar al mercado como un fuerte competidor ya que tenía los derechos en exclusiva para todo EE.UU. de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ahora aplazados por el coronavirus hasta 2021.

Habrá que esperar un año para conocer cómo este evento que reúne audiencias millonarias se retransmite en la nueva era de la televisión.

El U.S. Open de Tenis, la NFL y la liga Premier también formarán parte de las emisiones de Peacock, que incorporará el directo a través de internet.

TELEVISIÓN GRATIS, CON ANUNCIOS Y EN DIRECTO

La emisión de contenido gratuito, a cambio de publicidad, será el principal elemento diferenciador para atraer al público en un mercado que ha duplicado su oferta en menos de un año y que comienza a mostrar signos de saturación con el fracaso de Quibi, una plataforma estrenada esta primavera.

Peacock tendrá tres planes: uno gratuito con publicidad y programación limitada -que emula la televisión que conocemos-, otro intermedio por 4,99 dólares al mes con menos anuncios y más contenidos, y finalmente uno “premium” por 9,99 dólares que incluirá más de 600 películas y 400 series de televisión.

UN MERCADO REPLETO DE OFERTAS

El principal problema que tendrá que afrontar NBCUniversal es el de atraer clientes a un producto que llega meses después de que otras compañías hayan lanzado sus propias ofertas.

Clásicos del cine como Disney y WarnerMedia-HBO se adelantaron al desplegar sus plataformas -Disney+ y HBOMax-, con inversiones millonarias detrás.

Además, compañías tecnológicas que hasta ahora no tenían nada que ver con la creación de contenido, como Apple y Amazon, han comenzado a alimentar sus catálogos con contenido propio, por lo que está por ver cuál es el papel que el nuevo Peacock desempeña para dejar un lugar en el “streaming” a la televisión de toda la vida.