La senadora Ginette Bournigal debería seguir el ejemplo

Por Elias Samuel Rosario Mata sábado 15 de agosto, 2020

En vez de cuestionar a través de los medios, la designación del Ing. Eduardo Estrella como presidente del Senado, la senadora Bournigal debería seguir su ejemplo y unirse a los que han renunciado a los irritantes privilegios. Ambos están repitiendo en el hemiciclo. Se conocen, la senadora sabe que el Ing. Estrella tiene los méritos para impulsar su adecentamiento, su trayectoria es una garantía indiscutible.

Cuestionar una de las designaciones mejor vista por la sociedad, coloca a la senadora de Puerto Plata, del lado de aquellos, que se resisten a los cambios que todos anhelamos. Su actitud es una señal desconcertante. Debemos de estar alerta, ha llegado el tiempo de separar el grano de la paja. La honestidad y la transparencia, que han marcado el desempeño de la vida pública del Ing. Estrella, no son apreciadas por quienes, solo buscan posiciones para servirse y no para servir.

El pueblo demanda la erradicación sistemática de la corrupción en la administración pública. Exige transparencia y honestidad. se acabó el tiempo de la doble moral, de decir una cosa, mientras se hace otra. Así como les negamos el voto a 29 de los 32 senadores, que teníamos, seguiremos votando en contra de aquellos, que resisten los cambios.

Las resistencias serán demolidas por el hartazgo de un pueblo cansado de tantos engaños y mentiras. Al “Barrilito y el Cofrecito” les está llegando su fin. Hay un despertar en la consciencia colectiva. Nuestra Constitución, condena todo tipo de privilegio y toda situación que tienda a quebrantar la igualdad de todos los dominicanos.

Las migajas que repartieron en las pasadas elecciones, no fueron suficiente y los sacamos del poder. Los blocks, el cemento, las varillas, los útiles escolares, los quinientos pesos, el pica pollo y el transporte a las urnas y todas sus artimañas, no lograron engañar a nadie.

El artículo 93 de la Constitución, establece que la función principal del Congreso Nacional, es legislar y fiscalizar en representación del pueblo. Pero lo han olvidado a conveniencia y en ves de legislar procurando el bienestar colectivo, usurpan las funciones del ministerio de salud regalando recetas médicas, disponiendo de ambulancia, que con sus nombres en letras grandes recorren barrios y avenidas, presentándose como benefactores.

Ningún artículo de nuestra Ley de leyes dispones, que los legisladores deben suplantar las funciones de otras instituciones. Deben de ser ejemplo del cumplimiento de la ley y no los primeros que la violan.

Lic. Elías Samuel Rosario Mata

Comenta