La segunda vuelta presidencial en Costa Rica avanza en calma y poco ambiente

Por EFE domingo 1 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, COSTA RICA.- La segunda vuelta presidencial de Costa Rica, en la que los votantes elegirán entre un candidato de centroizquierda y un evangélico conservador, transcurre hoy con normalidad, sin incidentes significativos y con poco ambiente en las calles.

“No hay incidentes significativos, la jornada transcurre con absoluta normalidad, en un clima general de respeto y de tolerancia por la opinión de los demás, características usuales de la democracia de Costa Rica”, dijo en la conferencia de prensa de mitad de jornada el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Antonio Sobrado.

Las juntas receptoras de votos abrieron a las 06.00 hora local (12.00 GMT) y cerrarán a las 18.00 hora local (00.00 GMT del lunes).

“El país sigue votando. Todas las juntas están ocupándose de esa tarea de recoger la cosecha de votos que hoy definirán al próximo presidente”, agregó Sobrado.

El Tribunal no registra anomalías en el proceso y ha recibido 80 denuncias por incidentes menores relacionados a propaganda, rampas de acceso para discapacitados, permisos laborales para salir a votar y la falta de algún crayón de los que se utilizan para emitir el sufragio.

En las calles de San José se aprecia poco ambiente electoral, lo que se repite en otras zonas del país, lo que contrasta con el tumulto de gente que recibió a ambos candidatos en sus centros de votación.

El candidato del evangélico Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, emitió su voto en su localidad natal de Desamparados, en el sector sur de San José, en donde hizo un llamado a la gente para que asista a las urnas.

“Esta es la democracia, la democracia es poder expresar lo pensamos y sentimos, esta es la fiesta que vivimos, al final esto es lo que hace a ese país tan bello (…) Salgamos a votar por un país que necesita cambios, vayamos a votar, no respondamos insultos ni ofensas”, afirmó Fabricio Alvarado.

Fabricio Alvarado es un predicador evangélico, elegido diputado para el período 2014-2018 -cargo que debió abandonar para lanzarse a la Presidencia, y ejerció un tiempo como periodista de televisión.

Por su parte el candidato del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado, de tendencia de centroizquierda, emitió su voto en un centro educativo de la comunidad de Pavas, en el oeste de San José, e hizo un llamamiento a los costarricenses a que salgan a emitir el sufragio.

“Estoy muy orgulloso de ser costarricense, amo a este país y estoy orgulloso de esta fiesta democrática, por lo que queremos llamar a la gente a ir a votar, es muy importante ir a votar”, repitió insistentemente Carlos Alvarado.

El candidato presidencial, periodista y politólogo y exministro de Trabajo y Desarrollo Humano, pidió el voto para el PAC porque quiere “trabajar duro”.

“Nuestra generación puede sacar adelante el país y queremos proyectar a Costa Rica al futuro”, añadió.

En las calles de San José el escaso ambiente electoral se rompe por momentos con algunos vehículos adornados con banderas que suenan sus bocinas y encabezan pequeñas caravanas, lo que se espera se incremente a final del día.

La Constitución Política del país establece el primer domingo de abril como fecha para realizar las segundas rondas presidenciales, lo que en esta ocasión coincidió con el Domingo de Resurrección de la Semana Santa, época de vacaciones en el país.

El mismo Tribunal Supremo de Elecciones reconoció días atrás que la coincidencia con el asueto es un factor que hace prever una menor participación que en la primera vuelta del pasado 4 de febrero, lo que se suma a que las segundas rondas suelen tener menos asistencia de votantes.

Esta es la tercera ocasión en que Costa Rica acude a una segunda vuelta en su historia. Las otras fueron en 2002 y en 2014.

El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, hizo un llamado este domingo a la gente para que acuda a las urnas y apreció durante las primeras horas menos gente que en febrero pasado.

“La mayor preocupación es que la gente salga y vote. Hay lunares negros pero lo que siempre hemos visto es un país cívico, gente muy tranquila por su tolerancia, y la importancia es que salgan y voten. Esta es la fiesta de la democracia”, afirmó Pastrana.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar