La salida de Obama y la llegada de Trump, dejan a Estados Unidos dividido

Por Bryan Brea sábado 21 de enero, 2017

Aunque a muchos le cueste trabajo creer en la veracidad de este acontecimiento, es un hecho que la gestión presidencial de Barack Obama, culminó, y con ella inicia lo que para muchos era casi imposible, la toma de posesión de Donald Trump como 45.º presidente de los Estados Unidos.

Con el fin del mandato del ahora ex presidente Barack Obama, han sido numerosas las manifestaciones afables a nivel internacional, mientras que con la llegada de Trump, el repudio abarrota las calles de Washington, otros estados y las redes sociales.

“Una casa dividida no puede permanecer de pie. Creo que el gobierno no puede sobrevivir permanentemente dividido mitad esclavo y mitad libre. No espero que la Unión sea disuelta. No espero que la casa caiga, pero sí espero que deje de estar dividida”, con ese discurso pronunciado el 16 de junio de 1858 en el Capitolio estatal de Illinois, Abraham Lincoln expresaba su preocupación por Estados Unidos, que poco después afrontaría la Guerra de Secesión entre el norte emancipador y el sur esclavista.

Aunque el contexto ha variado, la casa sigue dividida. Esta vez la unión americana no corre peligro de secesión, pero sí tiene por delante retos importantes para los tiempos que se avecinan con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

 

Comenta