La rusofobia de Estados Unidos empaña a la humanidad con el odio y el genocidio

Por Ángel Moreta martes 29 de marzo, 2022

Como consecuencia de la guerra que se lleva a cabo actualmente entre Rusia y Ucrania, parece casi seguro que no se puede mencionar, bajo pena de execración, nada que se refiera favorablemente a Rusia en la República Dominicana.

El rechazo a Rusia por razones de odio y de intereses guerreristas se ha generalizado en el mundo debido a la propaganda interesada de los gobiernos norteamericanos.

Hablar de Rusia en forma negativa (rusofobia) es algo con lo cual se puede ganar mucho dinero de dichos gobiernos norteamericanos. Así que ya lo saben los periodistas del mundo a quienes les gusta el dinero. El periodista que hable contra Rusia puede recibir muchos incentivos de los Estados Unidos, incluyendo regalos, dinero y visas. Se trata de una propaganda totalmente falsa (fake news y fake videos), que pulula en los medios mundiales internacionales.

De igual modo los medios de prensa de comunicación radial y televisiva que hablen mal y produzcan desinformaciones sobre esa gran nación podrán se compensados con grandes reconocimientos y regalos por el simple hecho de convertirse en un militante anti ruso.

Efectivamente es que antes había un proyecto de los países occidentales principalmente los Estados Unidos y su instrumento de agresión y genocidio la OTAN, que consistía en la destrucción de Rusia con el fin de saquear y robar todas sus riquezas naturales, destruir de raíz su cultura y robar su petróleo y sus riquezas gasíferas.

Cuando decimos países occidentales nos referimos a los Estados Unidos, Alemania, Francia, la cola de Portugal y España, y todos los países que pertenecían a la ex unión soviética que han sido incorporados a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). También nos referimos a Canadá, Inglaterra y Japón, todos al servicio del proyecto de destrucción de la nación rusa.

Pero la dirigencia y los organismos de seguridad de Rusia detectaron la existencia de un plan para que el ejército de Ucrania atacara de manera genocida a las poblaciones de Dombass, es decir a los pobladores rusos de las Repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Putin como presidente de Rusia decretaron sabiamente con mucho tiempo de anticipación la preparación de los ataques criminales contra la población de esas Repúblicas, se planificaron ataques militares del ejército ucraniano y de los terroristas nazis para proceder a la eliminación y la liquidación de las Repúblicas de Donetsk y Lugansk y se adelantaron produciendo un duro golpe a los pares de los Estados Unidos como directores de orquesta de los países occidentales antes mencionados.

Y Rusia anunció la declaración de Donetsk y Lugansk como Repúblicas independientes y soberanas. Y el congreso federal ruso aprobó y autorizó la actuación militar contra el gobierno y el ejército de Ucrania en una operación que Putin denominó operación especial militar contra Ucrania y el ejército y el gobierno de Ucrania. Era la única manera para detener el tremendo genocidio que se iba a producir por el ejército y los nazis contra las poblaciones de las Repúblicas mencionadas.

El plan de Rusia consistió en solicitar durante tres meses (noviembre y diciembre 2021, enero y febrero 2022), de manera persistente y sistemática mediante documentos escritos que occidente y la OTAN reconocieran a Rusia su derecho a la sobrevivencia en el mundo y se cumpliera su necesidad de que la OTAN no se expandiera hacia el este, pero la prepotencia imperialista lo pudo todo porque la respuesta fue el silencio más absoluto e irrespetuoso. Era una verdadera agresión militar lo que se estaba gestionando contra la seguridad de la federación rusa.

Nada importó, la OTAN se expandió militarmente hacia el este, Ucrania fue armada y rearmada, los nazis fueron entrenados militarmente con armas modernas y Ucrania desarrolló sus planes secretos para atacar a la federación rusa.

Sabiendo de todos estos planes criminales de ejecución inmediata, Rusia decidió, muy sabiamente, ejecutar una operación militar especial para la desmilitarización y desnazificación de Ucrania.

La rusofobia criminal intrigante de Estados Unidos contra Rusia

Actualmente Europa vive una guerra, la primera después de la Segunda Guerra Mundial. Rusia perdió 25 millones de hombres para salvar a Europa y efectivamente Rusia derrotó a los nazis con las ayudas de China y otros países occidentales. China perdió 20 millones de hombres y los Estados Unidos apenas unos 250 mil. Hoy las oligarquías europeas se abrazan y se anudan con los nazis, aquellos genocidas que Rusia contribuyó a derrotar militarmente.

Hoy Estados Unidos y los países occidentales instrumentalizados por los Estados Unidos, urden planes secretos para la destrucción de la federación rusa.

Aquí está la razón por la cual no había otra salida que penetrar a territorio ucraniano y desmilitarizar y desnazificar a ese país dominado por gobiernos títeres nazis y oligarquías financieras nazis. De modo que lo que ha hecho Rusia es una verdadera hazaña en favor de la humanidad.

La batalla del ejército ruso contra los nazis está comprometida y deberá realizarse en los próximos días, que es una lucha entre la verdad y la justicia y el genocidio, el racismo y el crimen. La humanidad está en vilo esperando este purgatorio que habrá de ayudar a la humanidad, poniendo las semillas de la destrucción, del desmantelamiento y del fin del mundo unipolar que pretende consagrar eternamente los Estados Unidos, que es la nación dominada por grupos militaristas industriales que pretenden imponer al mundo una dictadura global, una dictadura universal atravesada horizontalmente por el autoritarismo, el dominio de los grupos corporativos multimillonarios practicantes del odio, del robo, del desprecio a la vida humana, el genocidio y el crimen más despiadado hasta llegar a utilizar bombas nucleares contra las poblaciones civiles del mundo.

Se trata de una pandilla de seres humanos envilecidos por el racismo, la ambición, el robo, la mentira, el acallamiento de los medios de información que llevan frecuentemente la verdad y la justicia a todos los países del mundo como Russia Today, teleSur, Sputnik y otras decenas de medios de comunicación que informan a los seres humanos de manera oportuna, verídica y fidedigna sobre las más importantes noticias de la realidad global.

Por Ángel Moreta

Comenta