La Revolución Educativa aun va en muletas

Por J Osiris Mota miércoles 12 de julio, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

J Osiris Mota J Osiris Mota

Muy buena medida la del presidente, a quien escuché personalmente decir que en vacaciones le preocupa la alimentación de los niños, ya que si no continúa, cuando regresen volverán desnutridos.
La familia dominicana, debe involucrarse en la educación de sus hijos, porque la verdad que estamos muy mal, nuestra juventud anda en cola de motor, descarrilándose sin futuro.

El ministerio de Educación no solo debe evaluar, primero debe supervisar y tener buenos procesos que controlen y garanticen la calidad. Pero si los padres no se involucran, el gobierno no puede garantizarlo, pues de los alimentos, debo decir que el Medina presidente, quiere que coman productos locales, para incrementar el empleo, el emprendurismo, pero con calidad.

No quieran pretender que le den a nuestros hijos la basura que muchos quieren que bienestar estudiantil le compre, y cuando no lo hacen, convencen a los perversos periodistas para que le den apoyo. Vamos a cooperar para que nuestros hijos tengan buena alimentación, y los directores de las escuelas que sean más pro-activos, efectivos y eficientes y algunos dejen de estar buscando chelitos y enamorando carajitas.
Necesitamos una nueva generación de hombres y mujeres capaces de revertir el caos social que tenemos, donde las bancas de lotería y el motoconchismo es la practica más visibles de nuestros barrios, carreteras y comunidades campesinas.

el pacto educativo debe renovarse e involucrar a más sectores, porque todos somos responsables del futuro de la nación. LA ADP y los partidos, deben sacar sus pezuñas y dejar que los procesos, las reglas, se impongan con la severidad adecuada para sacar el mal de las aulas, los maestros deben entender que son los protagonistas, y que ante todo está su responsabilidad con los hijos de la patria, los hijos pobres del pueblo. Pero el gobierno, tiene que ser más firme y dejar el populismo que nos ha venido corrompiendo las entrañas de todas las instituciones. Manos a la obra, que la juventud se nos agota y el tiempo es muy valioso.

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar