“La retribución, causas y consecuencias”

Por Miguel de J. Ramírez P.

Hermanos y amigos, que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad expondremos el tema: “La retribución, causas y consecuencias Divina”, esperando les sea de información, instrucción y edificación.

Bien, comenzamos diciendo que retribución es el pago, sueldo o recompensa que se da a quien realiza una obra o un trabajo. También es la consecuencia que viene tras un proceder en la vida. Lo contrario a retribución es deuda, préstamo, insolvencia, hipoteca, deber, pérdida, etc.

Mis queridos hermanos y amigos, hay muchas clases de retribuciones en la vida, producto de nuestra conducta, sea laboral, familiar, moral, espiritual, artística, deportiva, etc., etc. Cuando se trabaja para lograr una meta lo más probable es que se logre el éxito y ésta será la retribución a todo ese esfuerzo invertido para conseguir el objetivo, aunque no siempre es así. Por esto hay ejemplo de retribuciones en la vida como es el pago monetario por un trabajo, el reconocimiento religioso, deportivo, artístico que recibe una persona por su trayectoria en diferentes ámbitos sociales, etc., etc.

Por otro lado, también lo malo tiene su retribución en esta tierra, porque quienes se dedican a obrar mal, es difícil o casi imposible que no les vengan las consecuencias. Desde luego hay sus excepciones, pero Dios se encargará en el más allá de las excepciones. ¿Qué me dice usted? Cita bíblica: “Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes que ellos vengan a juicio, más a otros se les descubren después”, 1ra. Timoteo 5:24.
En este mismo sentido, hay personas encargadas de dar, o llevar el pago a todo aquel que ha hecho algo en la vida, como lo hacen las empresas con sus empleados, los profesores con sus alumnos, los padres con los hijos y viceversa, la sociedad y las autoridades con los delincuentes o con los filántropos, etc., etc.

Ahora bien, Dios también retribuye y así ha organizado su creación para que todo tenga una retribución en la vida, como ejemplo Dios fue que inventó el trabajo y establece que con el sudor de tu frente o el esfuerzo te mantendrás y quien no trabaje que tampoco coma, excepto aquellos que están imposibilitado físicamente, ciegos, cojos, manco, etc., por alguna razón ajena a su voluntad. Genesis 3:19.

Hermanos y amigos, habrá retribución para todos en este mundo y después de él, según las Sagradas Escrituras (Biblia) y la realidad de cada día nos lo confirma que es así en esta tierra, pero la retribución se da y viene singularmente y colectivamente, como persona, como empresa, como familia, como nación, como autoridades, etc., etc. Podríamos poner muchos ejemplos acontecidos y vistos de las diferentes retribuciones en la vida, política, militar, social, familiar, individual, deportiva, delincuencial, artística, filantrópica, pero no vamos amanecer escribiendo, la retribución que más me interesa es la retribución divina y es en la que quiero enfocar… Cita bíblica: “He aquí, yo vengo pronto, y mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra”, Apoc. 22:12.

En este mismo orden de enseñanza, el bien y el mal tienen su retribución, por supuesto quien obra mal no le va a gustar su recompensa aquí o después de aquí, pero Dios así lo ha hecho y lo hará y quiero ponerle algunos ejemplos bíblicos:

1.- El diluvio en los días de Noe fue producto de la obra negativa de la humanidad de aquel entonces. Génesis Cap. 6.

2.- La destrucción de Sodoma y Gomorra con fuego y azufre de parte de Dios, también fue producto de la conducta negativa de aquellas personas contrario al orden natural de las cosas. Genesis Cap. 19.

3.- Tres veces fue borrado el pueblo de Israel y la generaciones que sufrieron este exilio de parte de Dios por la conducta negativa de abandonar los mandamiento de Dios y sus normas después de él haberlos sacado de Egipto, no correspondieron como se esperaba, por lo que los Asirios los destruyeron, los babilonios se los llevaron cautivos, y el imperio romano también los borró como nación… y la Biblia y la historia lo confirman… 2da. Reyes Cap. 17; 2da. Reyes Cap. 24; Lucas 13:35; Mateo 23:38.

Hermanos y amigos, la retribución de un Dios santo que todo lo vé y todo lo oye demanda retribución al mal que circula en la creación divina, por esto cuando Caín mató a Abel, Dios lo maldijo, igualmente cuando Adan y Eva pecaron fueron sacados del jardín del Eden, donde lo tenían todo y ahí comenzaron a pasar trabajos en la vida, ¿si o no?

Génesis Cap. 3 y 4…

¿Cree usted en la retribución divina por causa del pecado y la maldad para todo ser humano que no quiera andar rectamente y honestamente en esta vida? ¿Se ha hecho Dios indiferente ante el pecado de la humanidad a través de la historia o actuado enérgicamente como castigo por el mal? ¿Ha pensado usted en los castigos personales, colectivos e intercontinentales como estamos viendo hoy en las noticias con el Coronavirus, los terremotos, los tornados, las lluvias, los volcanes o cree que la naturaleza tiene libre albedrio con el invento del cambio climático?

¿Habrá naciones hoy que Dios tendrá que corregirlas y disciplinarlas para que entiendan que sin él nada somos? ¿Estará algún gobierno o reino de esta tierra por encima de Dios? ¿Cree usted que todos los abortos legalizados, los casamientos antinatura, la eutanasia y todo lo que se inventan en perjuicio de la obra de Dios quedará impune?

Concluyendo, muchas personas y pueblos en general han escapado de la retribución divina y/o castigos por su mal, incluyendo de la condenación eterna del alma al reconocer su pecado, apartarse de él, pedirle perdón a Dios y rectificar a tiempo y no seguir dándole disgusto a su Creador día tras días con una conducta negativa desobediencia, de inmoralidades, de delincuencia,  de depravación, de degeneración y han venido a Jesucristo, único camino para llegar a Padre, pero nadie va dañar el Cielo y la tierra y menos para siempre, por esto hay que aprovechar la oportunidad que Dios da para cambiar de proceder de malo a justo siguiendo las enseñanzas bíblicas del Señor Jesucristo, si queremos evitar la justa retribución divina por culpa propia y las consecuencias en el presente y el futuro en esta tierra y después de aquí. Juan 14:6, Juan 5:24 al 30.

Así que, usted vemos que hay causas y consecuencias de la retribución divina…

Que el Señor les bendiga y nos ayude a todos a evitarla….

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos le recomiendo cuatro pasos: 1.- Visitar una iglesia bíblica, evangélica o pentecostal; 2.- Ponga su emisora cristiana, 1,200 a.m., 1330 a.m., 1440 a.m.; 3. Lea 1 o 2 capítulos diarios de la Biblia; 4.- Ore a Dios el Padre en el nombre de Jesús todos los días con sus propias palabras y su forma sincera de comunicarse… Perseveramos en Cristo asistiendo a la Asamblea de Dios central, Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta. Cultos los domingos de 9:00 a.m., a 10:30 y de 11:00 a.m., a 12:30 p.m. y los miércoles de 7:00 p.m., a 8:30 p.m. Entrada gratis…

 

Por Miguel de J. Ramírez P.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar