La República Dominicana digital hacia la sociedad digital

Por Humberto Salazar viernes 27 de octubre, 2017

En un acto realizado en el Palacio Nacional, el gobierno dominicano anunció la integración de una serie de servicios en linea y entrega de informaciones que garanticen transparencia en las instituciones públicas en un proyecto denominado República Digital, que fue una de las mas relevantes y publicitadas promesas ofrecidas a la población en la pasada campaña electoral por el Presidente Danilo Medina.

Cuando leemos en la pagina de la presidencia de la República los detalles del proyecto, algunas de las acciones que ya se han puesto en ejecución, el aumento de la penetración del internet por encima ya del 50% de la población, que se han diseñado plataformas dedicadas a la educación y recaudación de impuestos.

Pero muy especialmente las herramientas creadas y puestas a disposición de los emprendedores para regularizar empresas, estimular la creación de negocios a través de la internet y otras ofertas novedosas en el tema empresarial, pareciera que desde el gobierno central se entiende hacia donde se dirige la humanidad en estos momentos.

Este proyecto en República Dominicana es un embrión que intenta dar seguimiento al proceso disyuntivo por el que se adentra la humanidad a medida que se desarrollan nuevas tecnologías, en una sociedad global donde el principal valor es el conocimiento, las habilidades tener cierta importancia en un mundo plano y sin fronteras, que exige ser creativos para insertar a las nuevas generaciones de dominicanos en un mundo ferozmente competitivo.

Estamos en presencia del proceso mas acelerado de cambios que haya conocido la humanidad en toda su historia, es decir, hemos cambiado nuestra forma de vivir, comunicarnos, trabajar, hacer negocios, aprender, pero sobretodo lo que se ha denominado revolución tecnológica ha modificado el sistema productivo y esto ha sucedido muy pocas veces desde que el ser humano salió hace 200,000 años de la cavernas.

Y no hablamos de las tonteras de escribir en Facebook, poner fotos en Instagram o escribir a distancia en WhatsApp, lo que sostienen los pensadores sobre este tema, es que nos dirigimos a nuevas formas de hacer negocios, construir empresas, fabricar productos e interactuar con profesionales de diversas áreas, que van a cambiar de forma radical todo el sistema económico que hemos desarrollado por mas de 250 años.

Para llegar al sistema de acumulación capitalista desarrollado en los siglos XVIII y XIX con la aparición de las máquinas de vapor, posteriormente la electricidad y la creación de las grandes ciudades, los seres humanos tuvieron que caminar por miles de años para domesticar parte del medio ambiente que los rodeaba en la prehistoria.

De tribus nomadas que cazaban para comer, se transformaron en sedentarios cuando fueron capaces de domesticar el fuego, cocer lo que producían en la tierra para crear las tribus agricultoras y hasta hacer crecer a los animales a su alrededor para después usarlos como alimento.

Todo esto fue el fruto de avances tecnológicos, que fueron desde la transformación de las piedras como puntas de flecha, poder manejar fogones, transformar los metales en utensilios para cocinar, utilizar el vapor como productor de energía y posteriormente el uso del petróleo para producir claridad en las noches.

Al mismo tiempo se producían tecnologías que servían para transmitir de una generación a otra los conocimientos adquiridos, que van desde las imágenes encontradas en las cuevas llamadas pictoglificos, siguiendo con jeroglíficos, escritura, imprenta, señales de humo, transmisión de símbolos telegráficos, audio, cine, televisión, video y ahora las redes de internet.

Solo que la característica de la era digital en que nos encontramos inmersos, es que termina el paralelismo del desarrollo de las redes de comunicación de conocimiento y las formas de producción de bienes, para combinar todo en un solo lugar que es que se denomina lecho digital, es decir, es un solo lugar están la transmisión de conocimiento y la creación de riqueza.

Y si analizamos toda la historia de la humanidad, desde la prehistoria hasta la era contemporánea o quizás llamando a lo que vivimos hoy en día que es la llamada Sociedad Posindustrial, es la primera vez que una sola tecnología modifica el sistema productivo y el sistema de aprendizaje o transmisión de conocimiento al mismo tiempo.

Por esto cuando hablamos de insertar a la República Dominicana en la sociedad digital, nos enfrentamos a un reto enorme como sociedad que es incomprensible para el que no tiene la capacidad de ver mas allá de un simple equipo de computación o una plataforma tecnológica, estamos frente a un cambio histórico único en la historia y plantearnos el acceso a la sociedad digital implica la creación de una conciencia colectiva de que las cosas no serán igual nunca jamás para los seres humanos a medida que se desarrolle este tipo de sociedad.

Se calcula que para el año 2025 el 70% de los seres humanos pertenezca ya a la generación ¨millenial¨, aquellos que nacieron en los años 80 y llegaron a la mayoría de edad alrededor de la entrada del siglo XXI en el año 2000 y esta es la generación del internet, que se puede definir como el espacio que liberalizó la publicación y difusión de contenidos por parte de todos los seres humanos.

A partir de internet ya no se requiere ser un profesional del periodismo para comunicar, ni hacer varios cursos de fotografía y manejar una complicada maquina fotográfica para dar a conocer nuestras imágenes, tampoco hay que hacer un contrato con una editorial para publicar un libro y mucho menos ser un articulista para ser leído o un productor de televisión para aparecer y ser visto en la llamada ¨pantalla chica¨, y esto ha transformado la forma en que nos relacionamos con empresas, congéneres, servicios, gobierno, es decir la forma en que nos comunicamos, informamos, criticamos y hacemos negocios.

Por ejemplo ahora cualquiera puede desde un teléfono móvil tomar una fotografía o un video con total libertad y esto puede llegar a millones de personas en tiempo real, por lo que la forma de vender y comprar, relacionarse con las marcas, construir las empresas, calidad de servicio y modelo de negocios tiene que cambiar rápidamente porque hemos pasado a un mercado global donde la información esta al alcance de todos los que podrían ser los usuarios o clientes de una gran cantidad de productos.

Y es por esto que hay que preparar a la República Dominicana a un sociedad digital donde puede ser, como todos los países del mundo, una gran beneficiaria o terrible perdedora, porque los procesos de producción y las expectativas de crecimiento se estan transformando tan rápidamente que existe al necesidad imperiosa de adaptarse o quedar atras definitivamente y estos cambios no se van a detener., o te subes en el tren o te quedas detenido en la estación.

Un ejemplo simple, por una moda creada en internet, el aguacate es la fruta mas fotografiada por los usuarios de instagram y ha sustituido a las aburridas tostadas con queso y café con leche y mantequilla como símbolo de estatus para el desayuno de las clases medias sofisticadas inglesas, australianas y de los Estados Unidos.

A consecuencia de esta moda impuesta por internet, el aguacate ha subido de precio de forma extraordinaria por la alta demanda en los países desarrollados, como imitación y gracias a los que muestran sus comidas a base de esta fruta, ha habido un aumento de su precio dos veces desde el ultimo año y la demanda se multiplica exponencialmente a medida que los jóvenes de clase acomodada imponen una forma de vida llamada hipsters.

El vulgar aguacate que se vende en las esquinas de las ciudades dominicanas, es un producto que da estatus en internet, gracias a que por su alto precio en los países desarrollados, solo puede ser consumido por un grupo de privilegiados que publican su experiencia culinaria en las redes sociales donde comparten su estilo de vida y son imitados por millones de personas en todo el mundo.

Este es un ejemplo de como un producto que poseemos en la República Dominicana desde hace años, se puede convertir en un objeto de deseo en los países del primer mundo, aumentar su demanda en forma exponencial y como debemos estar alertas como nación para aprovechar esta tendencia de información e imitación en el mundo digital que se construye día a día a nuestro alrededor.

No tenemos que salir a vender y buscar mercados para nuestros aguacates, la demanda la propone el uso de internet y el mundo digital, en la era analógica había que estar atentos a ubicar los productos mercadeándolos en base a la creación de la necesidad y posteriormente vender, ahora la necesidad se crea en las redes sociales y la demanda la satisfacen los mas activos en descubrir las tendencias.

Pero también la digitalización ha creado una serie de productos inexistentes hasta hace poco tiempo, por ejemplo la industria de la música ha cambiado de los discos de pasta a los discos compactos y ahora todo se encuentra en los servicios de streaming de la música, es decir hemos cambiado en muy poco tiempo la forma en que consumimos música y los artistas han tenido que reinventarse promoviendo gigantescos conciertos espectáculos para poder ganar dinero.

Esta misma semana un grupo de periodistas miembros del Colegio de Periodistas de nuestro país, llamaban la atención sobre la cantidad de personas que, según ellos, han invadido su espacio ejerciendo el oficio de la comunicación.

Lamentablemente para los periodistas, este es uno de los oficios con tendencia a desaparecer, pocas personas se dedican ya a leer periódicos de papel que ensucian las manos con tinta, es que en el mundo digital lo que dicen esos medios, hace tiempo que es noticia pasada en las ediciones digitales, pero ademas que cada persona con un teléfono móvil en la calle puede dar a conocer un hecho noticioso solo reportándolo a través de Twitter y solo en 140 caracteres.

Estos son servicios de información, porque en el mundo digital los productos se van transformando en servicios; la música que comprábamos ahora son servicios de streaming; las películas que alquilábamos y comprábamos en cd también son servicios de streaming y en el mundo digital se alquilan habitaciones, automóviles, productos para rehusar, las posibilidades son infinitas en un mundo que apenas comienza a desarrollarse.

Para los profesionales del futuro les será imprescindible saber utilizar los recursos del mundo digital, que no quiere decir usar redes sociales o simplezas de este tipo, sino identificar la forma en que trabajarán a distancia con recursos y conocimiento de un mundo que esta en redes y conectado hasta con su entorno, es decir el mundo digital requerirá de un nuevo tipo de trabajadores.

Esta es la razón por la cual el desarrollo de República Digital esta mucho mas allá de brindar información del gobierno, pagar impuestos o brindar facilidades para los usuarios de los servicios gubernamentales, de lo que se trata es de comenzar a sumergir al país en el mundo que se está construyendo a nuestro alrededor, que todavía ni siquiera se entiende hacia donde va y donde terminará, pero que definitivamente cambiará para siempre la forma en que trabajaremos y produciremos riqueza.

República Digital, con sus diversos componentes es solo el primer paso hacia la sociedad digital, su nombre nos indica el objetivo del proyecto, transformar el pensamiento analógico que hasta ahora ha sido la norma, por la sociedad digital que es el futuro, el camino será arduo pero por algún lado hay que comenzar, y esto ha sido solo el comienzo.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar