La razón por la que las donas tienen un agujero en el centro

Por El Nuevo Diario Domingo 13 de Agosto, 2017
COLUMANA GAZCUE

EL NUEVO DIARIO.- Las donas son uno de los dulces que más amamos a nivel mundial. Son perfectas, suaves, vienen en cientos de sabores y en general son bastante convenientes para la billetera. No hay nada mejor que disfrutar una de postre con un rico café o un suave té. Sin embargo, tus amadas donas no siempre tuvieron su forma característica y, de hecho, hubo un momento de la historia en la que no eran más que una bola de masa frita.

Tal como lo lees, porque lo creas o no, ese conveniente agujero que tienen en medio nació, de forma muy práctica, para aliviar las necesidades que se tenían a la hora de freír la masa.

Según cuenta una historia publicada por Pictoline, todo comenzó cuando los holandeses emigraron a Estados Unidos, trayendo consigo muchas de sus tradiciones culinarias. Entre ellas se encontraba la donas, llamados Olykokes (oil cakes o pastel en/de aceite), que era un bollo hecho de masa que se freía en aceite.

El problema era que los bordes siempre se cocinaban primero mientras que el centro quedaba crudo, lo que resultaba en exteriores crujientes pero interiores decepcionantes. Fue así que después de meditarlo un poco, decidieron quitarle el problema (es decir el centro) y freírlas con el característico agujero que tienen hoy en día.

El creador de la solución fue Hanson Gregory, capitán de un buque de Nueva Inglaterra que traía consigo una carga de olykoeks preparados por su madre.

Así que cada vez que compres una dona y la disfrutes al máximo, recuerda agradecerle mentalmente al capitán Gregory. Él definitivamente nos cambió la vida.