La Promoción de la Libertad UASD 1961-1967 y su unidad fraterna

Por Ramón Antonio Veras sábado 11 de febrero, 2017

1.- Al momento de iniciar mis estudios universitarios en la Universidad de Santo Domingo, en el año 1961, solo conocía a mi camarada Rafael Nicolás Gómez Ortiz. Luego, ya en las aulas, compenetrado con los demás compañeros, al transcurrir el tiempo todos nos familiarizamos de tal forma que en conjunto no éramos compañeros de estudios, sino que establecimos confianza mutua, de total llaneza, plena camaradería.

2.- Estamos presentes, todavía, una parte de los que en el año 1961 llegamos a la Universidad de Santo Domingo, como desconocidos, ignorados unos y otros. Pero hoy, 56 años después, somos conocidos como la Promoción de la Libertad, la que debe su nombre porque sus miembros fueron los primeros que se inscribieron en la Facultad de Derecho de la única universidad existente en el país en ese momento, luego de la desaparición física de Trujillo, al renacer en el país el espíritu de libertad.

3.- El compañerismo existente entre los miembros de la Promoción de la Libertad, se ha traducido en franca hermandad. Nada nos separa; es una unión que no se limita a colegas; se extiende al grado de emparentados, compenetración que solo llega a forjarse por los vinculados sanguíneos.

4.- En la Promoción de la Libertad, aunque no es homogénea desde el punto clasista e ideológico, nos hemos acostumbrado a la familiaridad con naturalidad; estamos habituados a tratarnos con sencillez, sin formalidad alguna. Compartimos sin recelos; no conocemos la desconfianza.

5.- En nuestra promoción, forjada en la compenetración de 56 años de unidad, no hay distinción. Nada de separación entre famosos, prestigiosos y renombrados, por un lado, y anónimos y mediocres, por el otro. Nada de celebridad y gloria. Somos, pura y simplemente, la Promoción de la Libertad, la que nació bajo el respeto mutuo y lo ha mantenido.

6.- La unión solo es posible si hay franqueza entre quienes procuran mantenerse juntos. La sinceridad, la lealtad en el trato, determina el mantenimiento de la armonía. La cordialidad impone la combinación del buen proceder y la honestidad. La común buena fe ha sido la química, la sintonía para llevarse bien, hacer buena liga la Promoción de la Libertad.

7.- En 1961 llegamos a la Universidad de Santo Domingo, sin ésta tener autonomía ni fuero, y en 1967 salimos dejándola autónoma, con fuero y cogobierno. Ahora, 56 años después, regresamos a ella, para narrarle algunas de nuestras vivencias, y especialmente expresarle que seguimos recordándola, queriéndola como la Alma Mater, donde nos nutrimos como profesionales del derecho identificados como la Promoción de la Libertad.

 

8.- La Promoción de la Libertad, nacida y desarrollada en la amistad sincera, la afinidad sin fisuras, la armonía bien comprendida; en la compenetración y unión, es la misma que estará celebrando la reiteración de la ceremonia de su investidura el día miércoles 15 de febrero, en curso, a las 4 pm, en el Auditórium Manuel del Cabral de la Biblioteca Pedro Mir, de la UASD.

 

Apple Store Google Play
Continuar