La prohibición de la “Hookah” no es por una cuestión de salud pública

Por Pedro Rene lunes 25 de febrero, 2019

La “Hookah” como es conocida en nuestro país, aunque por otros lares se conoce como “Cachimba” y también “Shisha” como se le dice en los países de oriente y norte de África. Aunque el apogeo de éste dispositivo para fumar, en nuestro país  es de estos días, el uso de la “Shisha” es tan antiguo como la introducción del tabaco a oriente, su invención se le atribuye a un médico persa (Irán) llamado Irfan Shaikh por los años 1600, aunque hay quienes afirman que se usaba mucho antes.

El arguille como también se conoce, se popularizó mucho entre la nobleza y la aristocracia de la India y es cuando el también médico Hakim Abul Fath, perfecciona el dispositivo haciendo que el humo pasara por agua.

Como ya saben la “Hookah” no es de hoy, aunque vive su momento de máximo esplendor ahora en RD. El Estado les apagó la Cachimba, y en VillaCon están con el grito al cielo, hay jóvenes que entraron en depresión y en los barrios “tan con el moco pá abajo” pero… ¿por qué se prohibió el uso de la Hookah en RD? Echemos un vistazo a la ley 16-19 que prohíbe el uso de la Hookah en lugares públicos y privados.

Considerando tercero de la ley: Que el usuario de la Hookah, al compartir la boquilla, está expuesto a la transmisión de enfermedades como la tuberculosis, herpes labial, cáncer de pulmón y la destrucción de los dientes por causa del sarro.

FALSO: La boquilla no se comparte, usa un pitillo para uso individual de cada persona. El cáncer de pulmón lo causa en la mayoría de los casos el consumo de cigarrillos cargados de nicotina y alquitrán. El Alcohol destruye los dientes y el hígado más rápido que cualquier sustancia. ¿Por qué no se prohíbe su uso o consumo? Después te digo

Considerando cuarto de la ley: Habla de que el uso de la Hookah es un acto social propio de los países orientales; y que aquí se le está dando un uso inadecuado. Bien… ¿Por que aquí se le está dando un uso inadecuado? Después te digo

Considerando quinto de la ley: Que el incremento del uso de la Hookah se debe a que se ha puesto de moda entre jóvenes y adolescentes, lo cual constituye un peligro para la salud física y mental de la juventud. OK. Según estudios realizados el 45% de menores de 14 años del Líbano han probado la Hookah… ah pues se “jodieron” los jóvenes del Líbano… bueno para ser un país de 10,400 km2 y que tenga más de 6 millones de habitantes, no es que se estén muriendo realmente, tienen una densidad poblacional mayor que nosotros y nuestro país es considerado  de población joven.

Considerando séptimo de la ley: Que el uso de la Hookah se ha convertido en un atractivo para los jóvenes, adolescentes y estudiantes, ya que no sólo le introducen tabaco, sino otras sustancias ilícitas, provocando un mayor consumo de drogas. Ok. Los que han fallado son las agencias que persiguen y castigan el narcotráfico, sino pregúntenle a “Buche” en Bani.

Artículo 3 de la ley.- Prohibición de uso: Se prohíbe el uso de la Hookah en:

  • Lugares cerrados bajo techo, de uso colectivo públicos y privados; entonces a mi no me queda claro si se puede usar la Hookah en una terraza…
  • En vehículos destinados al uso de pasajeros; entonces si voy en mi carro y quiero darme un “petacazo”… ¿puedo?

Artículo 7 de la ley.- Autoridades responsables. La Procuraduría General de la República será responsable de la ejecución y fiel cumplimiento de la presente ley. Pero… ¿Cómo así? Cargar más a la misma procuraduría que no ha logrado dar con los responsables de los casos ODEBRECHT, SuperTucano, OISOE (dicen por ahí, que anda un chiquito dándose la vida de rey con el dinero de todos nosotros).

Ahora respondiendo los después te digo:

El consumo de alcohol y cigarrillos, no se prohíbe porque el Estado recibe millonarias sumas de dinero por concepto de impuestos a estos rubros, en toda la cadena de producción y consumo. De hecho, los países progresistas cuando quieren aumentar las recaudaciones pellizcan las grandes fortunas y aumentan los impuestos del Alcohol y los cigarrillos, para supuestamente acabar con el consumo, pero vicio es vicio y el que quiere su “gustico” paga.

Aquí se le da un uso inadecuado a la Hookah, porque no hay orden, no hay supervisión, no hay régimen de consecuencias, no hay castigo para lo mal hecho. Básicamente, por lo mismo que el narcotráfico le saca la lengua a nuestras autoridades.

En conclusión, quiero enviar un mensaje a los que viven de la Hookah. Constitúyanse en una asociación y creen la presión necesaria para que al menos tengan el mismo trato que los que comercializan los cigarrillos. Entiendo que la Hookah debe tener las mismas condiciones que los cigarrillos y cigarros convencionales.

Ahora bien, que se preparen los del negocio de los vapers y los cigarrillos electrónicos, ustedes son los próximos en recibir el “tablazo”, al menos que detrás de ustedes se encuentre el “poder”…

La Hookah, los Vapes y los e-cigs, son tan perjudiciales  para la salud como lo que le introduce cada consumidor, desde tabaco sin nicotina hasta cualquier sustancia de consumo prohibido.

Nota: El autor no es consumidor/usuario de ninguno de los dispositivos antes mencionados, ni cigarrillos convencionales. Toda la información servida es producto de investigación. Gracias a mi amigo Marroquí, asentado en España Backir Mohamed ElGuchi, quien me habló de la cultura del Shisha en las sociedades de Oriente Medio.

Por: Pedro René Almonte Mejía

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar