La precandidatura de las suposiciones

Por José Núñez jueves 14 de junio, 2018

Sí, cargado de suposiciones con conjeturas ha caído en el escenario político nacional el anuncio de la inminente precandidatura presidencial del Ministro de Educación, el Arquitecto Andrés Navarro.

Lo del párrafo anterior ocurre, porque básicamente el flamante funcionario Andrés Navarro no tiene estructura partidaria para unas aspiraciones presidenciales, es una personalidad de los últimos tiempos, no marca en las encuestas y además, hasta hace pocos días decía públicamente en los programas donde iba (La última vez que lo dijo fue en el popular programa el Sol de la Mañana), que ese no era su pensamiento por ahora, que estaba centrado en la Revolución Educativa que impulsa el presidente Danilo Medina.

Aunque el asunto se pone más sobre el tapete, no porque este potencial proyecto presidencial sea temido por ningún aspirante interno o externo, nunca se le teme al que no marca en las encuestas.

Y  hasta ahora, este es el caso del Ministro Andrés Navarro, y no me vengan con que él no estaba aspirado, porque existen algunos como es el caso de la doctora Margarita Cedeño de Fernández y el de Gonzalo Castillo, que no aspiran y marca en las mediciones de popularidad. En este contexto incluso, la Vicepresidenta sale siempre muy bien posicionada.

Con el caso del arquitecto Navarro también se especula, que si éste joven aspirante se lanza a un proyecto presidencial incierto, teniendo bajo su responsabilidad un ministerio tan importante, el buque insignia del gobierno, parece obvio, evidente, que sus aspiraciones son azuzadas por el presidente, licenciado Danilo Medina.

La especulación puede ser cierta, son suposiciones muy coherentes, y al pensar, la lógica solo puede ser falsa porque verdaderamente hay cosas que pareciendo verdaderas no son como se ven.

De ser cierto estas lógicas suposiciones del apoyo del presidente Medina al ministro Navarro, deja muy mal parado los proyectos presidenciales de Reinaldo Pared Pérez y Amarante Baret, ya que entre ellos se notaba que se lanzaron a buscar la presidencia de la República, contando con el futuro apoyo del primer mandatario para poder enfrentar internamente al carismático y popular expresidente doctor Leonel Fernández, además, éste es el líder del PLD.

Es decir, que los fieles y vetustos acompañantes del licenciado Danilo Medina serían entonces desplazados por el nobel Andrés Navarro. Lo de nuevo es relativamente hablando, en comparación con Reinaldo y Amarante que tiene longevidad con el grupo de Medina.

Si las cosas suceden parecidas a como las exponemos aquí, entre los precandidatos que se hacen llamar danilistas, los choques, las bembitas y los reclamos frente al Presidente Medina no se harán esperar, exceptuando por supuesto al señor Andrés Navarro.

¿Cuál será la jugada?, con tantas fragmentaciones y atomización de candidaturas en un mismo grupo o sector del danilismo, y viendo que el aspirante a vencer, Leonel Fernández, está subiendo en las encuestas con perfiles de poder convertirse en un fenómeno electoral nueva vez.

Y como entre políticos no se puede descartar ni dudar nada, ¿será que en la íntima convicción del presidente Medina, su verdadero pupilo para el 2020 es su amigo de más de cuatro décadas; Leonel Fernández?

¡Veremos…!!!

Autor: José Núñez

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar