La poesía de Paul Verlaine desde la perspectiva de Camila Henríquez Ureña

Por José Santana Guzmán viernes 15 de julio, 2022

Se trata de un breve análisis literario a uno de sus mejores poemas: Mi sueño familiar

Paul Verlaine fue un poeta francés, nacido en 1844, en una cuidad llamada Metz. Verlaine es considerado por la crítica literaria como el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo, “es, en realidad, el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Víctor Hugo, es el mayor poeta lírico francés del siglo XIX”.

Según algunos autores, en 1851 su familia se instaló en París, donde Verlaine trabajó como escribiente en el ayuntamiento (1864). Aseguran que en 1866, el poeta francés publicó su primer libro, titulado Poemas saturnianos, el cual revela la influencia de Baudelaire, al que siguieron Fiestas galantes (1869), en el que describe un universo irreal a lo Watteau, y La buena canción (1870). Paul Verlaine murió en París en el año 1896.

En este ensayo me propongo analizar el poema Mi sueño familiar, el cual fue publicado por Verlaine en el año 1866. Este poema forma parte de su primer libro: Poemas saturnianos, el cual, tal y como se establece en sus datos biográficos, revela claramente la influencia de este con su colega y compatriota Charles Baudelaire.

En su libro de ensayos Invitación a la lectura, de la autoría de Camila Henríquez Ureña, al referirse a la poesía, la afamada maestra dominico-cubana, al citar a Alfonso Reyes, asegura que este divide la poesía o creación literaria pura en tres funciones: drama, novela y lírica. Asimismo, sostiene que, cada una de estas funciones la considera dividida en géneros, es decir, tipos diversos de drama, novela y lírica. Pero, la palabra poesía, dice Camila, tiene además otro sentido, que es: la manera de forma literaria opuesta a la prosa. De igual forma, asegura que la palabra poesía se usa en otro sentido, el de obra en verso. Sin embargo, sostiene que es importante aclarar que, si bien el verso es la manera usual de ciertos géneros poéticos, no constituye un elemento esencial, ya que puede haber disertaciones que no son poesía, y cita como ejemplo ciertos tratados didácticos del siglo XVIII.

Para la maestra y ensayista dominicana, el ritmo, empero, es esencial. Destaca que, la poesía es rica en emoción, y por eso es necesariamente rítmica, como lo son las otras artes de movimiento, que se desarrollan en el tiempo: la música y la danza. Asegura que la poesía es persuasiva, no argumentativa, apela a la imaginación, no al razonamiento: por eso emplea símbolos que son cuadros o imágenes, no puras abstracciones. Finaliza dejando claro que, su recurso principal –el de la poesía– es la intensidad de la expresión verbal, lo que implica, a su juicio, una intención de cambiar, de transformar los poderes del lenguaje; una lucha con el logos (la palabra en cuanto meditada, reflexionada o razonada), que algunos han comparado a la lucha de Jacob con el Ángel en el pasaje bíblico. (CHU, 2020: 75,76).

Luego de ver estas apreciaciones puntuales acerca de la poesía que sabiamente hace sobre este género literario la maestra Camila Henríquez Ureña, pasemos entonces de inmediato al análisis del poema Mi sueño familiar, del cual trataremos de interpretar los siguientes aspectos, a saber: determinar las principales figuras literarias que posee el texto; establecer las técnicas, así como los recursos expresivos o formales, que el autor utiliza para persuadir al lector por medio de esta poesía. De igual forma, descubrir por medio a este breve análisis, la tendencia o movimiento literario al que pertenece el autor.

Para poder interpretar esta pieza poética, es imprescindible iniciar por relacionar el título de la poesía con el contenido del texto. En ese sentido, se puede señalar que el mismo guarda una relación directa con todo lo expresado por el autor en esta poesía. Una muestra de ello lo constituye sin duda alguna, lo que el autor expresa en la primera estrofa de la poesía, veamos:

 “Tengo a menudo el sueño raro y emocionante

de una maravillosa mujer desconocida

que no es siempre la misma ni es otra en cada instante

y me ama y se penetra del dolor de mi vida.”

Aquí el sujeto lírico revela claramente y sin tapujos, cuál es sin duda el tipo de mujer que sueña –o que sueña más bien todo hombre– para formar una familia. Por tanto, en esta estrofa está contenida la relación causal entre el título y el contenido de la poesía.

En esta poesía, es evidente que Paul Verlaine plasma la imagen idealizada del prototipo de mujer que todo hombre desearía en la vida y a la que toda sociedad aspira. Aquí el sujeto poético trata de persuadirnos –como establece Camila Henríquez– a través de sus sentimientos y su idealismo sobre la mujer que desea para formar su familia.

En lo que concierne al uso de figuras literarias, en el poema Mi sueño familiar, el autor utiliza algunas figuras retóricas como metáforas: “…y la fiebre tenaz de mi pálida frente”; así como imágenes gustativas: “…y su voz dulce…”. Por consiguiente, en este poema el rimador le ofrece al lector o lectora una serie de figuras lingüísticas que lo hacen poseedor de una verdadera obra llena de sentido literario (literariedad), rasgo fundamental que diferencia a la obra literaria de la no literaria, según CHU.

Finalmente, en el campo tanto de las técnicas, así como de los recursos expresivos o formales de los que el sujeto lírico se vale para transmitir sus sentimientos en esta poesía, es válido señalar que el autor utiliza especialmente los versos impares, los cuales, según la crítica literaria, eran muy corrientes en el siglo XVI. Sin embargo, en su época no solían ser utilizados. Asimismo, en cuanto a la tendencia, es evidente que Paul Verlaine perteneció al movimiento simbolista, del cual fue uno de sus representantes de mayor relevancia.

MI SUEÑO FAMILIAR

Tengo a menudo el sueño raro y emocionante

de una maravillosa mujer desconocida

que no es siempre la misma ni es otra en cada instante

y me ama y se penetra del dolor de mi vida.

 Porque ella me comprende y mi alma transparente

para ella solo no es un problema insondable

y la fiebre tenaz de mi pálida frente

ella sabe calmarla con su llanto inefable.

 ¿Es morena o es rubia o es roja? Yo lo ignoro.

¿Su nombre? Sólo sé que es tan dulce y sonoro

como el de las amantes del mundo desterradas.

 Sus pupilas de estatua miran sin expresión

y su voz dulce y grave recuerda la inflexión

de las voces queridas ya por siempre calladas.

(Paul Verlaine)

 

Fuentes de consulta:

  • Henríquez Ureña, Camila. 2020. Invitación a la lectura. Colección Clásicos Dominicanos. Editora Búho, serie II. Santo Domingo.
  • https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/verlaine.htm
  • http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/verlaine.htm
  • Verlaine, Paul. 1911. POEMAS SATURNIANOS. (Traducción en verso de Emilio Carrere). Ediciones Mundo Latino. Madrid.

 

Por José Santana-Guzmán

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar