La pistola que mata sin dejar huellas

Por Margie Jover Rizik jueves 9 de marzo, 2017

Resulta muy chocante, y hasta sospechoso, que recientemente y en menos de 4 meses murieran seis altos mandos y diplomáticos rusos, y todos por la misma causa… De acuerdo con las investigaciones oficiales, el fallecimiento de esos importantes personajes fue debido a “problemas cardíacos”…¡vaya coincidencia!…

*

Tal “coincidencia” trajo a mi memoria algo que había leído hace algunos meses sobre una pistola con unas balas especiales que provocan un ataque cardíaco fulminante…Ciertamente, se trata de una Colt 1911 modificada, cuya existencia fue revelada durante la audiencia de un comité dirigido por Frank Church en el año 1975…La mortífera arma pertenece a la Central Intelligence Agency (CIA), es decir, a la nefasta Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos…¿y a quién sorprende?…

*

Esa Colt modificada es accionada eléctricamente por una batería y dispara una pequeñísima bala de hielo que contiene una mortal toxina congelada en su interior…Cuando se acciona la pistola la bala sale disparada, entra en el blanco atravesando la ropa y se derrite sin dejar rastro, salvo un pequeñísimo punto rojo apenas perceptible en el cuerpo de la víctima, en el lugar por donde penetró…Mientras, la víctima apenas notará el impacto de la minúscula bala, quizás un muy leve pellizco, o quizás nada en absoluto…

*

Otro dato muy interesante de tan sorprendente y peligrosa arma, digna de una novela de ciencia ficción, es que las víctimas de esas balas mueren de un ataque al corazón…Es decir, que una vez entra al torrente sanguíneo, el veneno de la bala ataca directamente el corazón causando la muerte de la víctima sin dejar ningún rastro, pues la toxina ni siquiera aparece en una autopsia…De hecho, son muchas las personas que piensan que la inefable CIA estaría usando ese mortal “juguetico” en la época actual…

*

¿Seis funcionarios rusos que mueren en menos de 4 meses, todos por la misma causa?…Muy raro…¡rarísimo!… ¿Coincidencia?… ¿casualidad..o causalidad?…¡Vaya usted a saber!…El problema es que el fallecimiento de esos rusos se dio a conocer por tratarse de funcionarios de alta jerarquía..pero ¿cuántos otros diplomáticos o políticos de cualquier país del mundo habrán muerto por la misma causa, infartos fulminantes, y la prensa no lo ha publicado?….Entonces, ¿cualquier persona podría morir de un infarto pese a tener el corazón más sano del mundo, si la CIA así lo decidiere?

 

Apple Store Google Play
Continuar