La paz mundial

Por Jeovanny Terrero

Mi entrega de hoy era sobre otro tema pero inevitablemente tuve que cambiarlo, porque desde que era estudiante las intervenciones no me gustaban por las grandes pérdidas que nos traen, y en estos momentos la  humanidad se encuentra en una encrucijada, por las consecuencias que puede traernos los recientes acontecimientos de la madrugada de este jueves, la ofensiva lanzada por el ejército Ruso en Ucrania. La guerra ha comenzado y el rumbo que haya de tomar estos bombardeos es incierto, pues dependía de dos opciones, el camino que llevaba a la paz o a la autodestrucción. Se ha elegido el segundo. Y todo apunta a una invasión por tierra, mar y aire, el mayor ataque en suelo europeo desde la II Guerra Mundial a través de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk para ocupar por entero el Donbass, incluyendo el puerto de Mariupol en el mar de Azov y acercarse a la capital.

La paz en que pensaron los fundadores de las Naciones Unidas no era la paz de los cementerios ni la de los campos de concentración, sino una paz humana, que permitiera la vida del cuerpo y del espíritu. La paz no es simplemente la ausencia de guerra, sino que lleva aparejado la justicia y la eliminación de las desigualdades, que tiene dimensiones sociales, económicas, y culturales y que requiere el respeto por los derechos humanos.

La paz es indispensable y debe alcanzar a todos los países con independencia de su dimensión geográfica, su poderío económico y militar. La Paz tiene un sentido universal, debe por tanto extenderse a todos los rincones de la tierra y beneficiar por igual a todos los pueblos.

Pero esa paz que les hablo no podrá ser duradera y mucho  menos justa sino no es una paz para todos. Se impone un mundo en que el hambre, la miseria, la inseguridad, el analfabetismo, la pandemia del Covid 19, son el azote de cientos de millones de seres humanos. La paz verdadera se encuentra allí donde las soluciones para los problemas de la  humanidad están por resolverse.

La paz es posible, pero la mundial sólo podrá ser posible y asegurada en la medida en que todos los países tengan la conciencia y la decisión  de luchar por  ella. No solo para una parte del mundo, también para los países pequeños.

Hay que salvaguardar la humanidad del holocausto nuclear y dejar atrás el fanatismo. En esa lucha por la paz ni un solo Estado, debe estar al margen, y expresar la esperanza de que la humanidad debe estar consciente del gran problema que es la guerra.

Para terminar debemos afianzar la paz en el mundo entero y crear para los pueblos en vías de desarrollo condiciones dignas del ser humano.  El ataque contra Ucrania es injustificado y premeditado, Nuestro embajador ante la Naciones Unidas José Blanco expresó  qué el país no acepta que el derecho internacional sea quebrantado, ni que el orden internacional basado en reglas libremente aceptadas se rompa.

El autor es periodista y diplomático.

 

POR  JEOVANNY TERRERO

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar