La palabra de un Estadista

Por Ebert Gómez Guillermo jueves 24 de agosto, 2017

Estratega político, inteligente y bien preparado, conoce muy bien la situación geopolítica, en su relación con Estados Unidos y otros países. Su compromiso con los mejores intereses del país lo han situado dentro de los 5 estadistas mejor valorados a nivel mundial.

Danilo Medina ha demostrado que es un hombre de palabra. Cada promesa que hizo siendo o no Presidente, ha sido palabra honrada y promesa cumplida, en cada escenario y rincón del país. El gobierno de Medina no es el responsable de los problemas ancestrales de la República.

Otra cosa, es la deuda social y económica, acumulada durante décadas por la ignorancia o desconocimiento adrede, de pasados gobiernos que hoy forman parte de una oposición irresponsable, que no supo en su momento, deponer interés particulares a favor de lo mejor para todos.

Otra de las razones de su éxito es que ha sabido seleccionar el gran equipo profesional que lo acompaña, dentro y fuera de palacio; importante también, es destacar que es un hombre temeroso de Dios.

Nunca antes, en todo nuestro trayecto histórico, hemos tenido un Presidente con tan alto grado de entrega y con tantos logros alcanzado en tan sólo 5 años de mandato. Hacer tanto por tantos sectores y segmentos de la población más necesitada y empobrecida.

Imposible detallar en este breve artículo todas las obras ejecutadas, no sólo desde el poder ejecutivo, sino también las realizadas por todas las instituciones centralizadas, descentralizadas, autónomas y semiautónomas que conforman el Estado.

Desde el inicio de su primera campaña, Medina se comprometió con mejorar el nivel de vida de todos los dominicanos; se comprometió y ha cumplido, pese al déficit fiscal encontrado al inicio de su primer periodo de gobierno.

Ha iniciado una nueva y mejor forma de gobernar. Ha sentado las bases para que, quien lo suceda en la dirección del Estado a partir del 2020, no sea indiferente a los logros institucionales alcanzados.

Lo más trascendental para Medina, a partir del 2020, ya en su segundo periodo y con su buen pedestal ganado en la historia, es cuidar su legado y saber pasar la antorcha del poder, garantizando la unidad del PLD y permitiendo que las nuevas generaciones tengan su oportunidad.

El PLD, para sobrevivir, como partido mayoritario y continuar dirigiendo los destinos del país, necesita renovar sus estructuras a nivel nacional y ultramar. Eso será lo más saludable para Danilo Medina, para el PLD y para el país.

La sociedad en su conjunto no quiere volver al pasado, ni quiere retroceder históricamente. El PLD tiene muchos hombres y mujeres muy bien preparados y capacitados, diferente a otras organizaciones políticas, para evitar el caos, la aventura y el desgaste político.

Apple Store Google Play
Continuar