La OTAN y Rusia intercambian información sobre sus maniobras

Por EFE miércoles 31 de octubre, 2018

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.- La OTAN y Rusia abordaron hoy a nivel de embajadores detalles de las maniobras aliadas “Trident Juncture”, en el norte de Europa, y las rusas “Vostok”, en las que ha participado el Ejército chino, en aras de “la transparencia”.

El Consejo OTAN-Rusia, en el que están representados los 29 aliados y el embajador ruso ante la Alianza, mantuvo un “intercambio abierto” sobre diferentes cuestiones, incluyendo la situación en Ucrania, asuntos relacionados con actividades militares, transparencia recíproca y reducción de riesgos, Afganistán y las amenazas híbridas, indicó la organización en un comunicado.

La OTAN ya había asegurado que su ejercicio “Trident Juncture 2018”, en el que participan unos 50.000 soldados, 10.000 vehículos, 65 barcos y 250 aviones en Noruega, el mar Báltico y el Atlántico Norte, no va dirigido contra ningún país en particular.

En esta ocasión, los embajadores aliados también intercambiaron con su homólogo ruso impresiones sobre el tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF).

“Todos estamos de acuerdo en que el tratado INF ha sido crucial para la seguridad euroatlántica. Durante cinco años, EEUU ha buscado avenidas diplomáticas y técnicas con Rusia para preservar el tratado INF. EEUU cumple con sus obligaciones bajo ese tratado y sigue proporcionando sustancial transparencia sobre sus programas”, indicó en un comunicado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

“Ningún acuerdo de control de armas puede ser eficaz si sólo lo respeta una parte”, insistió, y recordó la preocupación de la OTAN por el sistema de misiles ruso conocido como 9M729 o SSC-8.

“La OTAN ha urgido a Rusia repetidamente a afrontar estas preocupaciones de manera sustancial y transparente, e implicarse activamente en un diálogo constructivo con Estados Unidos”, subrayó.

Lamentó que Rusia no haya respondido a sus peticiones y consideró que eso “refuerza nuestra evaluación de que el sistema de misiles 9M729 supone un grave riesgo para la estabilidad estratégica del área euroatlántica”.

“A la vez que estamos dispuestos a continuar el diálogo sobre este asunto con Rusia, como Alianza también estamos comprometidos a tomar medidas eficaces para garantizar la seguridad de todos los aliados”, comentó Stoltenberg.

La OTAN suspendió su cooperación práctica con Moscú en 2014 a raíz de la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia, pero mantuvo abiertos los canales de diálogo.

La OTAN subrayó que el diálogo entre las dos partes “contribuye a unas relaciones más predecibles y refuerza la seguridad mutua”.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar