La OPEP y aliados aumentarán oferta de crudo en unos 600.000 barriles

Por EFE viernes 22 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, Viena.-La OPEP y sus aliados han decidido hoy elevar su producción de crudo en un millón de barriles diarios (mbd), una cantidad que, a medio plazo, podría quedarse en unos 600.000 barriles, después de una tensa reunión en la que se impuso el criterio de Arabia Saudí frente al de Irán y Venezuela.

Con este aumento del bombeo, los catorce socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) quieren poner bajo control la política de recorte pactada con otros diez productores a finales de 2016 para eliminar el exceso de oferta que, en aquel momento, empujaba los precios a la baja.

Desde entonces, los miembros de la OPEP han cerrado tanto los grifos que el grupo produce ahora entre 600.000 y 700.000 barriles por debajo del recorte acordado.

La caída de la producción tiene mucho que ver con la situación en Venezuela, que extrae ahora un 20 % menos que en el tercer trimestre de 2017.

Con su decisión de hoy, la OPEP quiere poner ese petróleo de nuevo en circulación, en un momento en el que el barril está en su precio más alto desde 2014 y se espera un aumento de la demanda.

“Hemos llegado por consenso a la cifra del millón de barriles de que se había estado hablando y será distribuida entre países OPEP y no OPEP”, resumió el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid al-Falih, al concluir la reunión.

Sin embargo, en la práctica, ese millón extra podría quedarse en unos 600.000, debido a la incapacidad de muchos países de elevar su oferta.

“Vamos a encontrar la forma de hacerlo. Sabemos que algunos países no tienen la capacidad adicional mientras que otros sí”, comentó el ministro saudí.

Eso sí, la OPEP se negó a mencionar cuotas individuales e insistió en que el aumento se hará como grupo, para evitar la idea de que unos socios puedan comerse la cuota de mercado de otros.

De hecho, en su comunicado final ni siquiera hicieron mención a la cifra del millón de barriles mencionada por el ministro saudí.

La OPEP y sus diez aliados en la política de recortes pactada en 2016 celebrarán mañana una reunión en la que, según el saudí, se decidirá el reparto de ese aumento de la producción.

Con todo, el anuncio de la OPEP está lleno de incertidumbres y deja abiertas muchas cuestiones.

Joseph P. McMonigle, analista sénior de Hedgeye Risk, calificó el monto del recorte de “cifra misteriosa” y reconoció que es difícil de calcular.

En declaraciones a Efe, advirtió de que sólo pases como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Angola pueden estar en condiciones de bombear más. A ellos se uniría, ya fuera del grupo petrolero, la capacidad de aumento de Rusia y Kazajistán.

Pero muchos otros producen ya al máximo de su capacidad, por lo que el bombeo extra que llegará al mercado “será bastante inferior al millón de barriles que se está manejando”, vaticinó.

Con todo, el experto consideró “positivo que estén mandando un mensaje de más producción para estabilizar a los mercados y realmente mantener los precios por debajo de los 80 dólares (por barril de crudo)”.

En todo caso, McMonigle consideró que la falta de concreción de hoy puede explicarse por la división en el seno de la OPEP, con Irán y Venezuela opuestas a la propuesta saudí.

Hoy mismo, poco antes de comenzar la reunión, el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangané, aseguraba que su país no aceptaría bajo ninguna circunstancia la propuesta saudí.

Para Irán, el aumento de los precios del crudo tiene mucho que ver con las sanciones impuestas por Estados Unidos tanto al país asiático como a Venezuela, por lo que elevar, razona, supondría aceptar esa coacción.

De hecho, Irán pidió sin éxito que en el comunicado final la OPEP condenara las sanciones estadounidenses contra dos socios fundadores del grupo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump insistió hoy en exigir a la OPEP que aumente su producción para que baje el precio del crudo.

Sin embargo, los “petroprecios” reaccionaron al alza a la noticia del aumento: a las 15.20 GMT, el Texas estadounidense cotizaba a 67,96, un 3,28 % más que al cierre de ayer, mientras que el Brent de referencia en Europa subía un 1,76 %, hasta los 74,69 dólares.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar