La ONU pide que se investigue el asesinato de un conocido bloguero maldivo

Por El Nuevo Diario martes 25 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- La ONU pidió hoy que se investigue la muerte violenta del conocido bloguero maldivo Yameen Rasheed, muy crítico con el Gobierno y el extremismo islamista, y subrayó que su asesinato se produjo cuando hay al parecer un incremento en arrestos e imputaciones de opositores.

Rasheed fue encontrado el pasado día 23 muerto por apuñalamiento en una vivienda en Male, lo que ha generado muestras de repulsa del principal partido de la oposición y el propio presidente del país, Abdulla Yameen.

La portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, se mostró en rueda de prensa "profundamente alarmada" por el asesinato del bloguero e instó a las autoridades maldivas a garantizar que la investigación se haga pronto y en profundidad para que los culpables puedan ser llevados ante la justicia acorde a los estándares internacionales de derechos humanos.

De acuerdo con la ONU, el bloguero denunció en diciembre ante la Policía maldiva que estaba recibiendo amenazas de muerte tras la publicación de su fotografía junto a imágenes de otras personas en una página anónima de la red social Facebook, pero se quejó de que tenía que insistir durante tres días para saber si finalmente su denuncia había sido registrada.

Rasheed encabezaba una campaña para buscar justicia para el periodista Ahmed Rilwan, que desapareció en 2014 y del que se cree que fue secuestrado por pandillas criminales radicalizadas.

"El asesinato de Rasheed se produce en un contexto en el que hay aparentemente un aumento de arrestos e imputaciones de la oposición política", señaló Shamdasani, quien instó a las autoridades maldivas a tomar pasos para hacer frente "al cada vez menor espacio disponible para el ejercicio de la libertad de expresión".

Recordó al Estado maldivo que tiene el deber de garantizar que periodistas, actores de la sociedad civil y defensores de derechos humanos puedan ejercer la libertad de expresión y opinión sin miedo por su seguridad.