La ONU pide 748 millones para paliar la crisis humanitaria en el Congo

Por El Nuevo Diario Viernes 10 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- La Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA) pidió hoy 748 millones de dólares (702 millones de euros) para paliar la crisis humana que afecta a 6,7 millones de personas en la República Democrática del Congo (RDC).

La cifra total solicitada es un 8 % superior al monto que la OCHA pidió en 2016, un incremento que su portavoz, Jens Laerke, achacó al deterioro de la situación humana y al incremento de la inseguridad en el país.

La República Democrática del Congo está sumida en una crisis humana severa desde hace dos décadas, en las que gran parte de la población "no ha tenido acceso a servicios básicos" y ha vivido sumida en "la vulnerabilidad extrema", aseguró el portavoz en rueda de prensa.

La RDC sufre especialmente tensiones políticas desde que su presidente, Joseph Kabila, en poder desde 2001, decidió aplazar las elecciones presidenciales previstas para el pasado diciembre.

La presencia de grupos armados rebeldes como las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) o el ugandés Frente Democrático Aliado (FDA) han afectado particularmente el día a día de los congoleses que viven en el este del país africano.

Además, la OCHA asegura que "el riesgo de epidemias" es elevado en un país en el que los niveles de malnutrición aguda se mantienen a niveles "muy preocupantes".

Laerke recordó que 2.000 congoleses se ven obligados a dejan sus hogares a diario por miedo a la violencia y que el Plan de Respuesta Humanitaria presentado hoy proporcionará ayuda a 2,1 millones de desplazados, medio millón de los cuales son niños.

Por otro lado, el país ha visto el flujo de refugiados provenientes de Sudán del Sur elevarse hasta 68.000 personas, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Por ello, el plan presentado hoy por la OCHA destinará parte de lo recaudado a los refugiados sursudaneses que se alojan en campos de desplazados y con familias de acogida congolesas.