La ONU intenta convencer a rebeldes yemeníes para retirarse de Al Hudeida

Por EFE domingo 17 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANÁ.- El enviado especial de la ONU para el Yemen, Martin Griffiths, está intentando convencer a los rebeldes chiíes hutíes para que se retiren de la ciudad de Al Hudeida y de su estratégico puerto, que dominan desde 2014, anunció hoy el Gobierno yemení reconocido internacionalmente.

“El Gobierno está supervisando de cerca la evolución de la visita del enviado especial de la ONU a Saná como parte de los esfuerzos de mediación para persuadir a la milicia hutí de retirarse de la ciudad y del puerto de Al Hudeida de manera pacífica”, según el Ejecutivo, citado por la agencia oficial de noticias Saba.

El Gobierno invitó a los hutíes a “responder a estos esfuerzos y no continuar insistiendo en sus posturas”, por lo que tendrían que retirarse de forma “completa e inmediata del puerto y de la provincia de Al Hudeida, así como entregar las armas pesadas y medianas y los mapas de las minas terrestres y marítimas”.

Consideró, además, que el hecho de que “los hutíes no respondan a los esfuerzos internacionales, va a tener graves repercusiones a nivel humanitario y político”.

Griffiths llegó ayer a Saná para entablar conversaciones con los hutíes, que controlan la capital y grandes áreas del norte y del oeste del país ubicadas alrededor de Al Hudeida, y que el Gobierno, con el apoyo de las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí, está intentando arrebatarles.

El Ejecutivo acusó a los hutíes de “colocar minas en las calles, en las instituciones gubernamentales y en los barrios residenciales, así como impedir a los habitantes su salida de las zonas cercanas a las operaciones militares con el fin de usarles como escudos humanos”.

Los rebeldes recuperaron hoy, según la televisión Al Masira que los insurgentes controlan, el aeropuerto internacional de Al Hudeida, horas después de que lo hubieran conquistado las fuerzas gubernamentales leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

La ONU y los diferentes organismos internacionales que tienen cooperantes sobre el terreno han pedido que los puertos de Al Hudeida y de Al Salif permanezcan abiertos para que pueda entrar la ayuda humanitaria en el país, que afronta la crisis humanitaria más grave del mundo.

La coalición árabe, apoyada por Estados Unidos, acusa a Irán de suministrar armamento, incluyendo misiles balísticos, a los hutíes a través de esos puertos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar