La ONU denuncia el intento de la UE de “externalizar” su política migratoria

Por El Nuevo Diario miércoles 8 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.-El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, denunció hoy los intentos de la Unión Europea (UE) de "externalizar" la política migratoria al crear centros de registro fuera de los límites del continente.

"Estoy muy preocupado por los crecientes llamamientos en la Unión Europea de establecer centros de registro extraterritoriales o campamentos en el norte de África y en otros lugares, e implicar a actores externos en asuntos migratorios, con poca consideración por los derechos humanos", afirmó Zeid en su informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El alto comisionado puso como "ejemplo" que los inmigrantes que sean detenidos por la Guardia Costera libia "pueden ser expuestos a más violencia".

"Reitero la importancia del principio de que las personas no deben ser enviadas a países donde pueden enfrentar tortura, persecución o amenazas a su vida", sostuvo Zeid.

El alto comisionado denunció que líderes políticos europeos de forma creciente están demostrando "una total indiferencia por la suerte de los inmigrantes".

Zeid dijo estar especialmente afectado por los "espeluznantes" discursos de algunos líderes, que de forma deliberada destapan los miedos de los ciudadanos definiendo a los inmigrantes no como personas vulnerables sino como "hordas invasoras".

Denunció las políticas del gobierno de Hungría de detener a toda persona que entre ilegalmente en el país, sin tener en cuenta si es un solicitante de asilo o sus circunstancias personales y, específicamente, criticó al primer ministro, Viktor Orban, por promover "la homogeneidad étnica".

"Ninguna sociedad es homogénea, y mucho menos en Europa Central, y estas nociones tóxicas de supuesta pureza étnica nos remontan a una era en que muchas personas sufrieron enormemente, incluidos los húngaros".

El máximo responsable de derechos humanos de la ONU también censuró los ataques a la institución judicial en Francia y Gran Bretaña.

Pero también tuvo palabras de alabanza para el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, quien en una reciente visita a un campo de refugiados en su país dijo que les daba la bienvenida, y que podían quedarse todo el tiempo que quisieran.

"En un continente con gran riqueza pero que pretende devolver a los inmigrantes a lugares que pueden ser muy peligrosos, esta declaración -que expresa lo que tendría que ser un valor universal- es aún más extraordinaria porque proviene de un país que sufre una grave crisis económica", sentenció Zeid.

Apple Store Google Play
Continuar