829-917-7231 | 809-866-3480

La ONU defiende su papel ante las críticas y el escepticismo

Por EFE Martes 3 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Naciones Unidas.- La ONU comenzó este martes un nuevo año de trabajos convencida de que no hay soluciones particulares para problemas globales y defendió el valor del multilateralismo frente a las voces que ponen en duda el papel de la organización.

"Necesitamos reconocer que solo las soluciones globales pueden hacer frente a los problemas globales y que la ONU es la piedra angular de ese enfoque multilateral", afirmó el nuevo secretario general de Naciones Unidas, el portugués António Guterres.

Guterres comenzó hoy en la sede de Naciones Unidas sus primeras reuniones como nuevo titular de la ONU, después de haber sido elegido por aclamación para el cargo el pasado 13 de octubre, en una etapa de grandes desafíos para la organización.

Hoy también comenzó sus sesiones el Consejo de Seguridad, al que se han sumado cinco países no permanentes y que durante este mes ha quedado bajo la presidencia de una de las naciones recién incorporadas, Suecia.

En una reunión con el personal de la ONU, Guterres insistió hoy en algunos de los puntos que ha venido defendiendo desde hace meses, especialmente en la necesidad de reforzar los mecanismos multilaterales para resolver problemas cada vez más globales.

Los conflictos se multiplican y se interconectan, afirmó, los tiempos que se viven "son muy desafiantes", se presentan nuevas amenazas como el "terrorismo global" y en muchos conflictos no se respetan las leyes humanitarias.

Hoy en día, dijo, "la gente ni siquiera tiene el derecho de ser un refugiado en muchas partes del mundo".

Guterres llega a la ONU en una época en la que, reconoció, existe "mucha resistencia en muchos países" sobre el papel de organizaciones internacionales como la ONU, y surge el "escepticismo" sobre las funciones de Naciones Unidas.

Sus comentarios se conocen días después de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dirigiera serias críticas a la ONU después de que el Consejo de Seguridad aprobara una resolución sobre Israel que no fue de su agrado.

"Naciones Unidas tiene un gran potencial, pero ahora es solo un club de gente para reunirse, hablar y pasárselo bien. ¡Qué triste!", afirmó Trump en un tuit el 26 de diciembre después de que se aprobara una resolución de condena a Israel por sus asentamientos en territorios palestinos.

"¿Cuándo se ha visto a Naciones Unidas resolviendo problemas? No lo hace, causa problemas", afirmó dos días después.

Trump llegará a la Casa Blanca el 20 de enero, y sostiene que a partir de esa fecha "las cosas serán diferentes" en la ONU.

Estados Unidos es la nación que aporta la mayor contribución financiera a Naciones Unidas y uno de los cinco integrantes permanentes del Consejo de Seguridad, con derecho de veto.

Trump ha venido anticipando una serie de políticas sobre Oriente Medio con una lealtad sin fisuras a Israel y que difieren de la visión más conciliadora que ha venido defendiendo el presidente saliente, Barack Obama.

Frente a estas críticas de Trump, Guterres defendió el papel de la ONU, aunque también reconoció que "no hay milagros" y que, desde luego, él no es un "obrador de milagros".

También salió a defender el papel de la ONU el embajador sueco, Olof Skoog, cuyo país preside este mes el Consejo de Seguridad y quien, al ser consultado sobre los comentarios de Trump, recordó que en la ONU "se trabaja muy duro".

"El multilateralismo funciona en el interés de todos los países, incluyendo Estados Unidos", insistió. "Puede que nos lo pasemos bien, pero también somos muy serios en lo que hacemos", agregó el diplomático sueco.

Skoog no quiso aventurar cuál será la futura relación de la Administración Trump con la ONU, y pidió "esperar y ver qué pasa", porque ahora "es muy pronto" para hacer comentarios.

Pero sí recalcó que, a pesar de las dudas que pueda tener Trump, el consenso que ha alcanzado la ONU en sus siete décadas de funcionamiento "es muy importante" y de ello se han beneficiado naciones como Estados Unidos. EFE