La ONU condena el juicio contra la presidenta del Tribunal Supremo de Nepal

Por El Nuevo Diario Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, condenó hoy la decisión de las dos formaciones mayoritarias del Parlamento nepalí de abrir un juicio político a la presidenta del Tribunal Supremo, Sushila Karki.

Los 249 diputados del Partido Comunista (UCPN-M, maoísta) y el Partido del Congreso Nepalí (NC) presentaron la semana pasada una moción alegando que Karki violó la Constitución al invadir las competencias del Ejecutivo revocando el nombramiento del Gobierno del número tres de la Policía del país.

Para el diplomático jordano, el enjuiciamiento de la primera mujer presidenta del Supremo "es un intento por parte del Gobierno de atentar contra la independencia del poder judicial".

"Karki ha sido decisiva en un gran número de decisiones sensibles, de gran repercusión mediática y política, y, por ello, el intento de retirarla, genera una gran preocupación sobre el compromiso del Gobierno con la justicia transicional y con el cumplimiento de la ley", dijo Zeid.

Las alegaciones de los partidos gobernantes de que la presidenta del poder judicial usurpó las prerrogativas del Ejecutivo, "sugieren una incomprensión de las funciones de un poder judicial independiente", apuntó el alto comisionado de Naciones Unidas.

Zeid explicó que Karki suspendió el nombramiento del nuevo inspector general de Policía con el argumento de que se habían producido irregularidades en el proceso de selección.

A día de hoy, la presidenta del Tribunal Supremo está suspendida de su cargo hasta que concluya el proceso judicial abierto, mientras un comité investiga los hechos.

Es poco probable que el proceso en contra de Karki termine antes de que expire su mandato el próximo 7 de junio, con lo que la jueza no podrá participar "en un gran número de casos políticos sensibles" que el alto tribunal debe considerar en el futuro.

"Los últimas sentencias por parte de la Corte Suprema han sido fundamentales para la mejora de la situación de los derechos humanos en Nepal", recordó Zeid.

El alto comisionado destacó particularmente la anulación de Karki del perdón presidencial que recibió el líder del Partido líder del Partido Comunista Unificado (CPN-UML, marxista-leninista), Bal Krishna Dhungel, condenado por asesinato, y que el Gobierno decidió indultar, junto con otros criminales acusados de graves delitos durante la guerra civil de Nepal.